jueves, agosto 23, 2007

Mas izquierda?



Una idea clara de las virtudes de la izquierda, desde la visión de quién empieza a sufrirla vrs la versión de quién nacio en ella. Robado vilmente de el blog: un rinconcito desordenado.



¿Qué puede decir una persona que ha estado en contra de la Revolución desde siempre cuando le invitan a pasar unos días en Cuba?Tengo que admitir que mi visión al respecto cambió cuando conocí al cubano que me robó el corazón. Una verdadera historia de "amores de barrio adentro" que hoy no viene al caso.Ahora detesto aún más ese tipo de "aprovechamiento" en el que coinciden aquellos gobernantes que con el arma de la Revolución y con los nobles ideales de algunos personajes históricos utilizan al pueblo para lograr sus más precarios y absurdos objetivos. En mi pensamiento, respetando los que no coincidan, no cabe la aplicación práctica de los ideales del comunismo.Mi idea no es discutir al respecto, sin embargo esta es tu casa; si quieres opinar, hazlo. Mi idea al escribir estas letras es simplemente reflejar el temor -quizá infundado- que me nace al saberme dentro de unos días en esa isla. Estas letras simplementan reflejan mis propios temores y mis propias conclusiones, simplemente dreno.Mi idea es dejar sentado antes de mi visita a Cuba los siguientes aspectos, de modo que los pueda contrastar con mis impresiones al regreso.1. Se que voy a amar su gente. Tengo la oportunidad de tener bastante contacto vía internet con una persona que trabaja dentro del gobierno cubano por ser amiga de mi cuban guy. Ella es una mujer trabajadora, pero siempre ha vivido con pocas carencias. Ha estudiado y trabajado lo que ha querido. Esta si es una verdadera beneficiada de la revolución. Es una mujer muy simpática y abierta. Me ha escuchado mis argumentos con atención y los ha debatido. Me ha dado sus puntos de vista con los cuales no comulgo, sin embargo ahora entiendo el basamento de sus defensas. Cualquiera que la oye sin profundizar entiende que siendo hija de importantes gobernantes de la isla es natural que defienda lo que le ha dado de comer, pero nosotras hemos ido un poco más allá...Ella se encargó de hacerme conocer las razones. Para ella Fidel ha mantenido la "frente de Cuba en alto" ante el imperialismo. Para ella Fidel le dio educación y salud. Para ella vivir con algunas carencias significa no doblegarse ante el Imperio. Para ella, cada día la fuerza de la revolución bolivariana junto con la cubana arroparán a Latinoamérica y entre todos podremos vivir sin necesitar al diablo de los Estados Unidos.2. Lo que les dan no es un favor, es un deber. Luego de muchas conversaciones tímidas al respecto con mi cubano cuando él aún vivía en Venezuela -hasta hace unos pocos meses- entendí que el adoctrinamiento es tal que no les permite entender que todo aquello que "Fidel les ha dado" no es más que parte del fundamento esencial de la existencia de cualquier Estado, no es más que su DEBER. A mi cubano le ha costado muchas noches meditando entender el sistema fuera de Cuba. A pesar de los pesares del capitalismo y a pesar de las bondades del comunismo ha logrado llegar a la conclusión de que tantos estudios y profesiones no les han servido de nada cuando el mismo Estado Cubano es quien les pone un techo, quien no les permite surgir. ¿Qué tipo de beneficio te otorga tener 3 profesiones cuando ganas el mismo salario que cualquier otro que no ha estudiado ninguna? Temo que puede llegar a ser frustrante trabajar como trabajan, sacrificar lo que sacrifican para al final no percibir nada en concreto, ¿o es que acaso que solo de ideales puede vivir el hombre?En algún momento hace unos meses tuve la oportunidad de ser atendida por el Cónsul de Cuba en Venezuela. Quise que me explicara personalmente los motivos, las razones por las que los Cubanos que no quieran regresar a Cuba al terminar sus misiones no pueden quedarse aquí o irse a otro país sin ser castigados con la "PROHIBICIÓN DE ENTRADA NUEVAMENTE A CUBA". Me paré frente de él y lo miré muy bien a los ojos. Le dije que me parece absurdo e inhumano tal medida. Estoy complacida porque dejé bien clara mi posición respecto a la cantidad de violaciones a los derechos humanos que todo aquello significa. Le pedí al honorable cónsul que se pusiera en los "zapatos" de aquellos cubanos que tengan la suerte de tener algún par de ellos y tratara de entender que el hambre es lo que motiva a muchos cubanos a desertar de las misiones y no regresar a sus hogares dejando familias, hijos, patria. Luego de muchos argumentos absurdos como que los cubanos deben pagar hasta el fin de sus vidas el DINERO que el Estado ha invertido en su educación, que los cubanos deben morir por la Revolución y la Patria, entendí... Entendí y concluí mi exposición con estas tristes palabras:"Por supuesto, honorable Cónsul. ¿Cómo pude pensar que usted se pondría en el lugar de los ciudadanos cubanos cuando usted vive aquí en Caracas, tiene a toda su familia viviendo con lujos aquí y no sufre por una lata de leche en polvo? La justicia divina le llega a todos. Algún día pagarán por tanto".Así, me fui. Bajé molesta y me monté en el carro donde estaba mi cubano esperando. Cuando le conté lo que hice CASI LE DA UN INFARTO. Pero lo hice.3. No entiendo como es que Fidel anda en Mercedez cuando ni siquiera alcanzan las "guaguas" para transportar a los ciudadanos. ¿ciudadanos? Ya lo veré... ¿cómo es que un turista puede entrar a un sitio con sus dólares y un ciudadano cubano no puede hacerlo? ¿cómo es que un ciudadano cubano no puede disponer libremente de ningún bien porque la propiedad es del Estado? ¿cómo es que Fidel odia tanto a los EEUU pero vive de los dólares? ¿cómo es que los ciudadanos cubanos no pueden entrar a un centro comercial y un turista si? ¿cómo es que no tienen libre acceso a internet, a tener celulares, a comprar en una tienda cuanta cosa les provoque comprar? Los hospitales para turistas son de lujo. ¿y para el pueblo? No entiendo nada...4. Voy a una país donde presiento un excelente trato a una venezolana debido a las relaciones de nuestros gobiernos. Pero, no puedo dejar de temer por las restricciones, las etiquetas y la libertad. Yo, ciudadana de segunda en Venezuela por haber firmado contra el presidente Chávez voy a visitar la isla de su camarada. Voy sola y llego a casa de la familia de mi cubano, él tiene la entrada a SU país PROHIBIDA.Perfecto. he fijado solo algunas ideas previas a ver con mis propios ojos lo que allí sucede. Y las veré con atención, porque no voy a hospedarme en un lujoso hotel para turistas, voy a la provincia a casa de una pequeña, humilde y buena familia. Luego voy para La Habana, a ver los contrastes desgarradores y alucinantes de la capital de la isla del mar de la felicidad.Pido excusas por plasmar estas inquietudes a quienes no las compartan o a quienes no les interese conocerlas. Tengo muchos sentimientos y temores mezclados y necesito escribirlas. Al regreso plasmaré igualmente mis impresiones. Trataré, cosa que es extremadamente difícil para cualquier ser humano, de ser lo más objetiva posible. Sé, a priori, que lloraré mucho.

4 comentarios:

Heroe Anonimo (Depresivo) dijo...

Hermano...Asi es la vida de injusta, las personas, salvo contadas excepciones, predican con el ejemplo y eso es duro, molesto...Para mi humilde opinión el comunismo murió hace años, pero varios nostálgicos engañados intentan mantenerlo vivo, reconozco las bondades de ese sistema que son muchas...pero en nuestro pais no aplica. El capitalismo? Es lo que vivimos, el sistema del que somos victima...creo que estamos atrapados en una opción que ofrece ventajas y desventajas...

Lo que quiero es que por lo menos haya un poco de justicia y dentro se puede equidad, no igualitarismos absurdos....

Saludos

Amorexia dijo...

Me gusta eso que decís de Si a la justicia + no a los igualitarismos! muy bien! muy bien!

Amorexia dijo...

es mentira que el corazón de el Si sea negro, mi corazón es de el SWi y soy fiel a mis amigos, amo a mi Reiona de Ebano, a mi hija y a mi bb (en la pancita todavía) con toda el alma, no solo los de el No tienen corazón, algunos tenemos el corazón a la derecha y eso es todo, no somos esbirros, neoliberales o fscistas, amamos a CR por demás muchísimo, yo amo este pedacito de tierra, y mi corazón no es malo, me duiele en MI CORAZON DE EL SI esa categorización tan indefinida, egoísta y mal planteada...

Jorge dijo...

La izquierda, es, será, y fue siempre la madre de todos los miedos, lo comenté en otro blog, pero aquí se aplica mejor que nunca, excelente relato...