jueves, julio 26, 2007

Contraposiciones.



Uno bien puede decir cosas realmente dignas en situaciones terribles, cosas que engrandezcan a la persona, como:

“Sé que encontrarás a otros mejores, pero no te preocupes, soy como los gatos; siempre caigo de pie; y no me duele… cuando me hacen daño”

Que estoico y que digno!

O bien, esto de la dignidad es un asunto de elección, uno puede también convertir una situación cualquiera, incluso una donde la actuación de uno no le compete a nadie en toda una putada y barrabasada inculta e indigna, como la mujer que esta mañana mientras yo me disponía a pelar un banano, se dejo decir:

“Qué rico banano! Lástima que se lo vaya a comer”

Mi cara al final lo dijo todo, el silencio fue sepulcral, y el bañazo que se dio mas que claro.

5 comentarios:

Reina de Ebano dijo...

Bueno como tu reina que mas puedo decir, sin palabras. Es impresionante el irrespeto y la falta de cultura. Como se va a dejar decir eso. Simplemente es suicida! Coneja muerta!!

Te amo
Excelente post!

Alejandro Trejos dijo...

jejjeje, ingeniosos como siempre.

ººEl Chamukoºº dijo...

Pobre conejo, presionado por dos palos a punto de morir

SOL dijo...

odio a la gente que sale con ese tipo de comentarios sin sentido... que muera el conejo

... dijo...

La primera cita es muy similar a la que dice Sarah James en los primeros volúmenes de "The Maxx" (Comic surrealista de culto, creado por Sam Kieth), un monólogo que culminaba con algo como "i don´t get hurt anymore". De cualquier modo "no me duele cuando me hacen daño" es una hermosa contradicción. Sobre la señora del banano, no creo que entienda la esencia del mismo... Me encantó el post, lamento saltar con comentarios de este tipo, espero no molestar. Felicitaciones y suerte.