viernes, marzo 07, 2008

El Credo de el Ché.


El Che Jesucristo fue hecho prisionero después de concluir su sermón en la montaña
(con fondo de tableteo de ametralladoras) por rangers bolivianos y judíos comandados por jefes yankees-romanos.
Lo condenaron los escribas y fariseos revisionistas cuyo portavoz fue Caifás Monge mientras Poncio Barrientos trataba de lavarse las manos hablando en inglés militar sobre las espaldas del pueblo que mascaba hojas de coca sin siquiera tener la alternativa de un Barrabás (Judas Iscariote fue de los que desertaron de la guerrilla y enseñaron el camino a los rangers)
Después le colocaron a Cristo Guevara una corona de espinas y una túnica de loco y le colgaron un rótulo del pescuezo en son de burla INRI: Instigador Natural de la Rebelión de los Infelices
Luego lo hicieron cargar su cruz encima de su asma y lo crucificaron con ráfagas de M-2 y le cortaron la cabeza y las manos y quemaron todo lo demás para que la ceniza desapareciera con el viento En vista de lo cual no le ha quedado al Che otro camino que el de resucitar y quedarse a la izquierda de los hombres exigiéndoles que apresuren el paso por los siglos de los siglos


Amén. (Roque Dalton)

Dios Fidel ha renunciado en el cielo.

7 comentarios:

Amorexia dijo...

Por que todas las religiones tiene un Dios muerto y martir para empezar?

Secta.

la sombra misteriora. dijo...

Amorexia... que has hecho!?...

Capitán Melcocha dijo...

Pues la verdad no soy para nada fan del Che. De hecho, a veces pienso que estaba un poco loco, sino bastante. Sin embargo, y en medio de las cosas que se viven ahorita en la Isla, ojalá y esa locura se convierta en pasión y amor para crecer y ser cada día mejores. Podría ser el momento de un cambio, siempre y cuando esto no signifique ser devorados por los Estados Unidos.

Dicterio dijo...

Ojala el Che se este quemando en lo mas profundo de los INFIERNOS!!!!!

Alvaro dijo...

Desgraciado ese, firmo la condena de muerta de decenas o centenas de personas en el centro de reclusion de la Cabaña. Mi abuelo fue, si no me equivoco, el ultimo embajador de Honduras en Cuba antes de la revolucíon y varias veces, ya vuelto en su país, le llegaron informes acerca de quien era el que firmaba las ordenes de fusilamiento y de como trataba cruelmente tanto a presos como a sus allegados.

juan dijo...

Pobrecito mi Che.... :(

El Entrompe dijo...

pues q cosas, el che sigue levantando pasiones... por mi parte te digo amigo amorexia q de vez en cuando es sano enojarse con dios... abrazos.