lunes, septiembre 06, 2010

Los himnos ajenos

Cuando los himnos patrios fueron compuestos, desde nuestra amada patriótica costarricense, hasta el horrendo himno a la bandera, Costa Rica era otra, y estos himnos símbolo de la identidad nacional fueron el resultado de el sentir de la comunidad élite adinerada y pudiente de una Costa rica en exceso pobre y atrasada, donde además ser pobre y atrasado ya caía en el colmo.

Y fue de el sentir burgués de estos grandes señores terratenientes y cafetaleros que salieron los símbolos europeizados de nuestra patria, será extraño entonces que seamos un país poco nacionalista? que creamos que amar a la patria es ponernos la camiseta de la selección? Que seamos totalmente ignorantes de la historia tras las letras de estas canciones patrias que no nos significan nada?

La independencia no nos costó nada, no luchamos contra un verdadero invasor extranjero o desarrollamos una historia nacionalista contra algún tirano, nuestra guerra civil se convirtió en un asunto partidista y no en la lucha de un pueblo, la lucha por las garantías sociales y la equidad en la población se franqueo desde la estrategia política y pocas buenas voluntades de algunos ilustres en el poder que ostentan desde que fueron escritos los himnos y hasta hoy incluso.

No tenemos nada que nos una sentimentalmente a las canciones que tan histriónicamente y de forma horrible desentonan los actos públicos oficiales y los partidos de futbol, los actos cívicos a los que nos obligan a ir en el colegio y la escuela... lejos de el verdadero fervor patriótico que da la pertenencia y el sentimiento que puede hinchar de orgullo a un pueblo que ve representado en sus himnos las hazañas y gestas que le costaron sangre y seres amados a cambio de los logros que se puedan obtener de esto.

Pero siempre fuimos un pueblo dormido, tonto y conforme, que hoy canta repitiendo de memoria la letra de himnos lejanos de hazañas impropias y ausentes; pero no es que no hay luchas que luchar, Costa Rica nos necesita y nos llama... cuantas cosas hubo ayer que no están hoy? quién se llevo nuestra paz? nuestra tranquilidad? la alegría casi infantil de ser ticos?

hay invasores en nuestras tierras, tiranos en el poder, la inseguridad, los diputados irresponsables, el costo de vivir honestamente, la corrupción institucionalizada y hasta sindicalizada, el poder político desmedido y ambicioso... y qué? tan conformes como siempre cantando himnos ajenos? No se trata de hacer berrinches de autonomías y de No al TLC, no se trata de tomar rectorías y de amarrarse a la entrada de los puertos de el Caribe, se trata de luchar por el bien colectivo, como pueblo! no se trata de pelear por pelear! es hacer nuevas hazañas esta vez nuestras!! Es de hacer luchas para todos, en beneficio de el pueblo"!! entregarnos a él, sabernos él! somos pueblo y no Dios! ya basta de bombetismo y de "viva mi partido" pensemos, escribamos los nuevos himnos sin importar que sean una cumbia o un "pirateado" pero hagámoslos nuestros, que describan nuestra historia, nuestras proezas, de cuando aprendimos a ser pueblo, y a ser solidarios y colectivos en verdad.

6 comentarios:

Conoche dijo...

Lo mejor del post, es la fotico ilustrativa ayyayayayayyy

Terox dijo...

Mae, pero el nacionalismo no es el camino para dar esas "luchas". Yo no sé si el término correcto es humanismo o qué, pero lo que hay que hacer es tomar conciencia que uno tiene una responsabilidad para hacer mejor la sociedad, aunque eso signifique echarse la basura a la bolsa, mientras llega a un basurero, cruzar la calle por el puente elevado, no atravesarse cuando el semáforo se le puso en rojo, etc etc etc.

Otros pueblos ultranacionalistas como los mexicanos tienen los mismos problemas y tal vez peores que nosotros... tener un panteón lleno de héroes no ayuda mucho, el problema es "el material", como dice un viral que hace tiempo circula... (y para muestra, el primer comentario)

andrés dijo...

El problema creo yo es que no maduramos como sociedad, no nos hemos visto expuestos a situaciones que nos hagan crecer, conscientizarnos.

Una alegria infantil de ser ticos, bien dicho. Vamos paseando por la vida como si nada, nada cambia, nada sucede por que estamos condicionados a que nada se puede hacer, razon por la cual el blog se volvio catarsis para mi, pero ese es otro tema.

Estamos huecos como sociedad-

P. Vargas dijo...

Mae no estoy de acuerdo con el post, y mucho menos con la ilustración mae, yo estoy orgulloso de mi país, y de la campaña nacional de 1856, y no canto el himno solo en el estadio, aprecio este país, su cultura y gente.

Estoy de acuerdo en que nos hemos vendido, que hay más de un traidor a lo interno, y que nuestra idiosincrasia nos hunde cada vez más en la desgracia, pero hay gente que lucha día a día por sacar este país adelante, y no hablo de los 40 ladrones q se sientan en la asamblea, sino de aquellos que con cuchillo en mano creyeron en este país como mi abuelo que trabajo en la construcción del ferrocarril, o mi abuela q dedico 30 años de su vida a enseñarle a los chamacos a leer...

Costa Rica es más que un monton de bombetas en la calle haciendo bloqueos, o idealistas sentados en una acera filosofando sobre la forma de sacar adelante este país, Costa Rica somos los que breteamos día a día.

Saludos!!

KagosaVampire dijo...

Concuerdo con el comentario de Vargas... pero eso no significa que no podamos ser mejores!

Pioresnada dijo...

Difiero con gran parte del post. Creo que el no haber librado un montón de guerras no nos hace menos dignos de cantar un himno, creo que en nuestro país hubo ciudadanos insignes que no a quienes no necesariamente había que endilgarles un "burgués" o un "campesino ignorante".

Cada uno lleva su patriotismo a su manera, para unos se limitará a ir todos los 15 de setiembre a los desfiles y cantar el himno, para otros será trabajar honradamente ,y como dijeron, pequeñas cosas que hacen la diferencia. Otros incluso van más allá con su patriotismo y se dedican a dar luchas reales y razonables por lo que creen correcto sin convertirlas en "luchas de clases" o revoluciones románticas.

Pero sí, sí hay una gran cantidad de costarricenses que han caído en el conformismo, en el "porta mí" olvidándose de la solidaridad, de la honradez y de su deber ciudadano.