lunes, septiembre 13, 2010

MI MAMA SE LLAMA PEDRO, (tomado de un diario español)

Dos leonas no hacen pareja. Dos gatos, tampoco. No pueden aparearse. Para ello tendrían que ser de distinto sexo y de la misma especie. Son cosas de la zoología. No es producto de la cultura hitita, fenicia, maya, cristiana o musulmana. Por supuesto no es un invento de la Iglesia Católica. Muchos siglos antes de que Jesús naciera en Belén, el Derecho Romano reconocía el matrimonio como la unión de un hombre y una mujer. Después ellos se divertían con efebos, que para eso estaban, para el disfrute. La esposa era ¿para tener hijos.La palabra matrimonio procede de dos palabras romanas: "matris" y "munio". La primera significa "madre", la segunda "defensa". El matrimonio es la defensa, el amparo, la protección de la mujer que es madre, el mayor y más sublime oficio humano.

Cada palabra tiene su significado propio. Una compraventa gratuita no es una compraventa, sino una donación. Y una enfiteusis por cinco años no es una enfiteusis, sino un arriendo vulgar.

Llamar matrimonio a la unión de dos personas del mismo sexo me parece como poco serio. Jurídicamente, un disparate. De carcajada. Que le llamen "homomonio", "chulimonio", "seximonio", lo que quieran, todo menos matrimonio, que ya está inventado hace tiempo. Nadie llama tarta de manzana a la que está hecha de peras. Lo curioso es que cuando dices cosas como estas algunos te miran como extrañados de que no reconozcas la libertad de las personas. Y por más que les dices que sí, que respeto la libertad de todos, que cada uno puede vivir con quien quiera, incluso con su perro, pero que eso no es un matrimonio, van y me llaman intolerante.
No sé lo que harán los parlamentarios españoles a la hora de votar, tal vez seguir el modelo argentino. Son políticos, no juristas. Votarán por razones políticas, no según Derecho. Las consecuencias son graves. Si un varón tiene derecho a casarse con otro varón y una mujer a hacerlo con otra mujer, ¿le vas a negar el derecho a un hermano a casarse con su propia hermana? ¿O a un padre a hacerlo con su hija? ¿No tienen el mismo derecho? La sociedad sequiebra. Huele a podrido, como en Dinamarca. Cuando la profe le preguntó a Pablito cómo se llamaba su madre, el niño contestó:

"Mi mamá se llama Pedro".

Nunca entenderé como los homofobos insisten en razones semánticas y sintácticas para sostener su odio, quere no se llame matrimonio, nos vale mierda si la unión de dos personas que se aman se llama pollo o nalgas!!! nos recontra vale mierda lo que opine la corrupta y pederastra iglesía católica, y nos vale mierda las recetas de comida de los abuelos, si el pinto lleva arroz & frijoles o no. Y si el autor de el texto no ha superado su edipo y quiere acostarse con su madre o hermana debe buscar ayuda, que lea un poco sobre identidad y preferencia sexual, que entienda que la homosexualidad proviene de un proceso psicologico y n o es una aberración sexual que un escritor de periódico saaco de una pelicula porno.

P.D. Dos es dos, es un par, sin importar si son dos personas que se aman o un imbécil y un homófobo.

Colaboración Galcides.

5 comentarios:

P. Vargas dijo...

Pues yo estoy en contra del "matrimonio" homosexual no en contra de ellos, lo he dicho una y otra vez, tienen sus derechos como personas, estoy de acuerdo en que puedan formalizar su unión para obtener los derechos que tienen todas las parejas, pero de eso, a querer establecer una figura familiar que fue hace ya muchos años establecida, hay mucho trecho.

Que nadie violente sus derechos, pero de eso a decir que quieren casarse, y esperar que esto sea aceptado por todo el mundo en palmas y aplausos, creo que hay que ser muy iluso.

Saludos!

Terox dijo...

Apuesto que ese purismo en el lenguaje no lo aplican siempre... desde cuando la etimología restringe el significado de las palabras... imagínese, si "matris" "munio" entonces... un hijo que mantiene a su madre, ¿tendría también un "matrimonio"? y cuando la esposa no es madre, ¿no es matrimonio?

En fin, si hay gente que se preocupa tanto de eso, que le pongan "unión civil" y listo...

PD. Por cierto, ¿desde cuando Galci es conejito invitado? ¿que fue, que lo echaron? jajajaja

P. Vargas dijo...

Ese es el punto y la clave que la comunidad gay no ha entendido. Concuerdo con Terox, lo que ellos quieren y necesitan es una unión civil, lejos de cualquier figura religiosa para que puedan vivir en paz. No es discriminación como se piensa algunas veces, sino hacer las cosas como tienen que ser.

pd. Man cierto, porque Galcides es Conejito Invitado? Tenemos que pedirlo de vuelta como los programas que cancelan? jaja

Saludos!

Pioresnada dijo...

Cosas veredes !!! No creo que alguien que quiera vivir una relación amorosa en paz quiera tener que ver con la nefasta Catolica S.A , por lo tanto, no sé de adonde sacan que los homosexuales andan tan empecinados bodas "por la iglesia".

andrés dijo...

Por igual el texto parte del significado de la palabra, por que fue escrito por los romanos hace un piñazo de años... como si el mundo no evolucionara?

Como si el cambio no pudiera ser positivo... entonces todo lo escrito hace mas de, 2000 años es palabra santa, in cambiable- entonces para el año 4024 mis post calificaran en lo mismo? podemos hacer definiciones hoy y perpetuarlas aun cuando la naturaleza del ser humano cambie?.