viernes, diciembre 17, 2010

Camila: La indiferencia médica mata. Parte Final

Con respecto a la responsabilidad médica que intuyo en este caso y a la investigación que en principio yo quería se iniciara, era necesario realizar una autopsia, lo cual implicaba al menos un día y medio más en la medicatura forense para la entrega del cuerpo, a lo que me vi obligada a negarme a ese derecho con el objeto de poder acortar el dolor propio y el de mi familia. En medio del dolor que pasaba, comprenderán que era más importante darle santa sepultura a mi hija. Sin embargo escribo esta carta con el fin de que aunque no se llegue a sentar responsabilidad médica en el asunto, no se pase por alto la triste experiencia que a mi criterio muchas de las cosas que sucedieron, pudieron ser realizadas de mejor forma.

Sin contar el coraje que siento la mayor parte del tiempo, gracias a Dios he tenido la fortaleza suficiente para continuar con mi vida, he logrado entender muchas cosas que no son fáciles de comprender, mucho menos de aceptar en una situación como ésta, y hoy día me siento con el derecho más que nunca de hacerles un llamado de atención, a todos ustedes quienes de una u otra manera manejaron el caso de mi hija, les solicito de la manera más respetuosa que se pongan en mi lugar y traten de ver las cosas desde la perspectiva de los familiares de los pacientes: sean niños o sean grandes, y que reflexionen sobre todo lo que expuse en este escrito.

Analicen qué pueden hacer para mejorar la calidad del servicio de emergencias, pero sobretodo como inculcar en cada uno de los profesionales de la salud el respeto a la dignidad humana, y así evitar que la historia se repita. Es indescriptiblemente frustrante tener que salir de un servicio de emergencias con el paciente en igual o peor condición que con la que entró, ese sentimiento de impotencia es terrible, máxime tratándose de un niño, y ustedes deben de imaginar tal y como yo lo imagino que ese mismo sentimiento lo viven miles a diario en los hospitales y clínicas de este país.

Algunos resuelven estas situaciones acudiendo a la medicina privada, sin embargo esa opción no esta al alcance de todos. Deben hacer conciencia; somos seres humanos los que llegamos a solicitar alivio, somos personas, sentimos dolor y lo que esperamos en esos momentos es poder salir de ahí con la esperanza de una recuperación, y no solamente salir porque es necesario dar espacio a los que vienen con un disparo en la cabeza, un paro cardíaco, o cualquier otro infortunio que evidencia un estado de gravedad.

He vivido muchas experiencias en los centros médicos de este país por medio de mis hijos, principalmente con Camila viví incontables momentos de frustración y enojo pues han de saber que Camila era una niña especial quién tuvo muchos padecimientos a los cuales sobrevivió de manera casi milagrosa. Desde su nacimiento fue una lucha, en cada centro médico donde fue atendida: EBAIS, Hospitales de Guápiles y Heredia, Hospital Nacional de Niños y CENARE, ella fue una guerrera siempre, superó las expectativas de todo profesional que la trató, Camilita era única, un ser especial y su muerte causó profundo dolor en quienes tuvimos la dicha de conocerla pues esperábamos que una vez más saliera avante ante la adversidad como lo hizo tantas veces en su corta existencia.

Con esta experiencia tampoco dejo de pensar en las madres de escasos recursos, de escasa educación; aquellas que por sus carencias se convierten en elementos dóciles de un sistema insuficiente y presencia de algunos “profesionales” que los mueven a otro lugar, solo para que “no estorbe aquí”. No dejo de pensar en las indígenas de Talamanca por ejemplo o de otras reservas donde es casi imposible la supervivencia, solo imagino cuántas de ellas ven morir a sus hijos al llegar a sus casas porque salieron de emergencias con el diagnóstico de “es un virus”. Cuántos deben esperar una ambulancia para poder regresar a sus hogares porque la situación económica es tan difícil que ni para los pasajes del bus de regreso alcanza, el paciente despachado casi muriendo de dolor para que al día siguiente tenga que volver a pasar por lo mismo: largas filas para ser atendido y en peor estado de salud que cuando ingresó la primer vez.

¿Por qué tenemos que callar? Por qué tenemos que conformarnos con lo que el médico diga solo porque es el médico? Que se nos trate mal, de ignorantes y no necesariamente con palabras, muchas veces debemos tolerar la falta de respeto de que ni siquiera nos vuelven a ver a los ojos cuando nos hablan porque nos ven como cualquier cosa. ¿Con quien creen que están tratando? A veces parece que se nos considera de un nivel inferior a los que pagamos los servicios de salud de forma solidaria, a diferencia de los que lo hacen de forma directa. Parece que se nos puede tratar como quieren sin derecho a reclamar o a no aceptar sus diagnósticos. ¡Esto no puede ser!

Será que hemos llegado a que los profesionales en la salud se deciden por desarrollarse profesionalmente en este campo solamente por lograr “estatus”? afán por ser reconocidos socialmente y no por vocación? ¿Vocación? La vocación muchos no la conocen, el humanismo, la calidez humana, la humildad de reconocer cuando no se tiene el conocimiento de algo en la vida o cuando se cometen errores, el respeto hacia la dignidad humana son valores que debieran de prevalecer en todos y cada uno de los profesionales de la salud de este país. 

Puedo entender que el ambiente en la zona de Limón en general es pesado, no es fácil lidiar día a día con las situaciones particulares de la zona, de las personas, pero no por eso tienen que trabajar de mal humor o tratando a los pacientes de forma inferior…..precisamente por eso se necesita la vocación, si hay vocación indiferentemente del caso hay deseos de servir y de hacer lo que se nos enseñó  con el empeño que amerita, no olvidar que cada persona y cada caso es diferente y especialmente tratándose del servicio de emergencias cada caso debe de tratarse como tal: UNA EMERGENCIA, con la atención y el cuidado que se merece, porque nunca sabremos si ese paciente saliendo del hospital muere, o a las horas, o a los días y quizá solo por no haber dado lo mejor de nosotros; y habrá alguno que conozca la suerte de su paciente y quizá ya sea muy tarde para actuar como sabía desde el principio que debía actuar. 

Pregúntese si usted es uno del montón, y si no lo es, empiece desde ya a marcar la diferencia. Por favor no sean indiferentes ante el dolor ajeno, preocúpense como si se tratara de un familiar, como si se tratara de sus propios hijos en el caso de los pacientes niños……a veces solo se necesita un poco de sentido común para actuar correctamente.

Señores: ¡Perdí a mi hija! a pesar de mi Fe, la perdí…¿como se sentirían ustedes en mi lugar?

Sin más por el momento me despido,

Atentamente:

Lindsay Solís Castro
Cédula 7-138-666
Teléfono: XXXXXXXX
e-mail: [email protected]

Psd: Debo expresar mi admiración y respeto al doctor Molina y el doctor Arias por su humildad, capacidad y don de gentes. No hizo falta interactuar mucho con ellos para reconocer la calidad de ser humano que llevan  dentro y la vocación que tiene para servir. Tiene un lugar especial en mis recuerdos y ruego a Dios para que cada día se gradúen de las Universidades de éste país profesionales como ustedes, cuenten con un angelito más que les cuidará desde lo alto, pues ella supo que ustedes hicieron lo mejor que pudieron. Definitivamente es una bendición tenerlos laborando en el Hospital Tony Facio.

C/c:
Dr. Arias. Emergenciólogo Hospital Dr. Tony Facio.
Dr. Julio Molina Arias. Cirujano Pediátrico Hospital Dr. Tony Facio
Dr. Cesar De La Hoz De La Hoz. Pediatra Hospital Dr. Tony Facio
Dr. Homero Claros Cassab. Pediatra Hospital Dr. Tony Facio
Dr. Mario Masís Médico General Hospital Dr. Tony Facio
Dr. Francisco Muñoz Villalobos Médico General Hospital Dr. Tony Facio
Dra. Simms. Médico General Hospital Dr. Tony Facio
Dr. Rafael Contreras Médico General Área de Salud de Siquirres.
Dr. Diego Alonso Díaz Médico General Área de Salud de Siquirres.
Dirección médica Área de Salud de Siquirres.
Dirección médica Hospital Dr. Tony Facio Limón.

21 comentarios:

Cucho Games dijo...

Que dificil perder a un ser querido.

HUEVO dijo...

Vamos a ver ahora cuantos dicen que la mama estaba mintiendo.

Terox dijo...

Todavía más duro tratándose de un hijo... uno espera que ellos sean los que lo entierren a uno, y no al revés...

Dora Flores dijo...

Esta es la realidad de muchos que se creen doctortes solo porque portan unaq gabacha blanca, ojala nunca les toque con un hijo propio, porque no se merecen siquiera la compasion de nadie.
Senora, mi respeto y mis condolencias como madre, su angelito esta en el cielo y asi lo tenia Dios dispuesto que fuera. Pobres de aquellos que permitieron que sufriera.Ni siquiera son dignos de lastima.

Amorexia. dijo...

Como dije previamente, este caso retrata muy bien lo que todos los que hemos ido a la caja con un hijo hemos sufrido en algun momento.
Hay gente excepcional trabajando en el seguro social, con vocación de servicio, con calidad humana, más que capacidad médica o un título que los respalde. Es triste llegar a un centro médico preocupado por un hijo, y ser tratado con indiferencia, despreocupación y prepotencia.
Los detalles médicos de este caso no son conocidos ni los estan exponiendo aqui, se expone el tema de la señora y su pérdida, un retrato conocido y triste.
Como bien han dicho, hay sobreatención en la caja, negligencia de los pacientes, todo eso existe, pero de ninguna manera un mal justifica otro, y no dudo que este pueda ser el caso.
La invitación para que la parte médica señalada en la carta de la señora responda y dé su punto de vista está abierta.

Anónimo dijo...

Anónimos cobardes y furiosos por favor abstenerse, o demandar de una vez por todas! es cansado tener a un troll con tantas caras en un tema que puede tratarse con decencia, con debate, y no con amenazas y teorías de la conspiración de un "raven" desubicado o un grupo de amigos de un médico que no se ha referido al tema con su nombre y apellido como firma.

soy pasajero... dijo...

no es solo un ser querido, ES UN HIJO, los que tenemos uno podemos imaginar el dolor que es.

reitero la CCSS es ahora una institución devaluada, y eso lo debemos aceptar para que esta evolucione a una forma mejor, los gremios que se han apoderado de esta institución la estan destruyendo. por favor solo lean con objetividad y sientan lo que esta señora nos ha tratado de transmitir.

a los anónimos TROLLS. espero puedan opinar con inteligencia.

Anónimo dijo...

Soy madre también, pero la manera que la mamá de Camila utiliza no es tan real como la pinta, dolorasamente es real q su hija murió, pero no por culpa de NADIE,fue pq así lo quizo Dios y la madre lo sabía desde que Camila nació puesto q es una niña PCI según dice la carta como también dice q muere un mes después de ser operada en el Hosp. de Niños, entonces no entiendo pq quieren seguir en esta tonteria de undir a ese doctor que según referencias es todo lo contrario como lo pinta la carta, es un profesional emprendedor, dado a sus pacientes, anuente a colaborar.

Anónimo dijo...

Yo tambien soy madre y tambien he utilizado los servicios de la caja y estoy en completo acuerdo con esta señora hay muchisima falta de conocimiento de muchos doctores que lo unici que quieren es que los llamen asi "DOCTOR",Que verguenza es ver que en mi pais muere gente por no hacer algo a tiempo... el dolor de una mama de er que todo se pudo evitar como puede llamra a esta historia tonteria?? solo espero que usted no trabaje en un centro medico por que no me gustaria que alguien con su corazon toque uno de los mios.
hay que hablar ya fue suficiente ademas si no fuera por que pagamos el seguro toda esta gente no tendria comida en las mesas.

Anónimo dijo...

Yo tambien soy madre y tambien he utilizado los servicios de la caja y estoy en completo acuerdo con esta señora hay muchisima falta de conocimiento de muchos doctores que lo unici que quieren es que los llamen asi "DOCTOR",Que verguenza es ver que en mi pais muere gente por no hacer algo a tiempo... el dolor de una mama de er que todo se pudo evitar como puede llamra a esta historia tonteria?? solo espero que usted no trabaje en un centro medico por que no me gustaria que alguien con su corazon toque uno de los mios.
hay que hablar ya fue suficiente ademas si no fuera por que pagamos el seguro toda esta gente no tendria comida en las mesas.

Anónimo dijo...

Que dificil perder un ser querido pero que mal utilizar la foto de una menor para invocar una vendetta contra un sistema que si funciona ..cobardia de Trejos y compañia

ANON ad imo pectore


Pero lo bonito es que ellos solos se meten la soga al cuello!!!

Anónimo dijo...

buajajajajaja este tipo si es imbécil! puta "camarada" desinformado! mae raven, andá cagá!

Cucho Games dijo...

Alguien que me ponga al día de la bronca anonima, llevan dos ´post en esto.

Por otro lado, lo que la carta dice, es un historia muy triste, el UNICO hecho real probado es la muerte de la niña "según entinedo" lo demás son las apresiaciones de una Madre dolida por una gran perdida, pero no es la verdad, solo es su verdad.

RCD dijo...

Para el comentario del 17 de dic del 2010 11:35...
También soy madre.... y jurelo que la carta es real, sino la leiste bien sorry pero es muy real, todo en esta vida esta escrito por Dios y si tenia que pasar, pasaria,,,Pero a lo que ella se refiere es a como la trataron y ella no va a escribir una carta nada mas por escribirla... es por que recuerda la manera en que las trataron... Y no es ninguna tonteria... se nota que nunca has estado en un Hospital sufriendo por un hijo... Y lo de hundir nadie esta hundioendo a nadie simple y sencillamente es una forma de expresar lo que ella como madre sintio... y sufrio. lO DE PROFESIONAL él vera si podra llamarse asi... cada quien con su conciencia porque me imagino que no solo ella se acuerda sino que habran muchas personas que no se han quejado de la manera como es el DOCTORRRRRRRRR... Y DOCTORES...
ASI QUE GRACIAS POR PUBLICAR ESTA CARTA....

RCD dijo...

"Pero este mundo gira y gira y un día los van hacer polvo a todos los que están detras de esto" Eso espero que pase todo lo hace el señor.. y Dios quiera que ninguno de los que han escrito algo mal de la carta tengan que pasar por lo que ella paso...
vos no tenes sobrinas ni hijos o que? como para que te expreses de esa manera.... y que haces con escribir idiotas y esas pendejadas por favor una ubicatirina intravenosa es lo que necesitas haber si te llega algo al corazon porque no solo ella ha sufrido por la mala atencion de los hospitales, son y somos muchos y si cada persona tuviera el valor de hacer lo que ella hizo JURELO que este blog estaria colapsado ...Pero wao que dicha que no sos amiga de ningun doctor... Lea la carta bien... ella quiere que se cambien los tratos para todos los que aportamos para la caja... OK

RCD dijo...

Este comentario es para Maria Jose...

ººEl Chamukoºº dijo...

Correcto Cucho, esta es la versión de la madre...nada más. Y si me preguntás, yo le creo.

Anónimo dijo...

En definitiva, esta es la versión de la mamá solamente. Conozco muy bien la forma como trabajan en el Hospital Tony Facio y también tuve la oportunidad de conocer al Dr. Muñoz del que se habla en este "blog".
No hay que pasar mucho tiempo en este hospital para saber que el trato que le da el Dr. Muñoz a sus pacientes es sumamente cálido y con mucha empatía para que los pacientes y sus familiares se sientan lo más cómodos posibles en la situación en la que están.
De todos es sabido la situación que vive Limón en el tema de las drogas y las amenazas que han recibido muchos médicos por parte de personas inescrupulosas que quieren obtener dinero intimidando a todo aquel que tenga un poco de dinero. A mi me preguntan y les diría que no hay plata suficiente que me puedan pagar para trabajar en un ambiente así, donde hay otros doctores que han decidido salir del país, huyendo de estas amenazas. Definitivamente se demuestra la vocación que tienen estos doctores, enfermeras y demás personal que arriesgan su vida a diario y se exponen a las críticas de gente parcializada que se limitan a publicar notas teñidas de emoción y sin ningún fundamento médico ni legal.

Anónimo dijo...

Es una lástima que Conejitos suicidas hagan esta labor de desprestigio contra un solo médico cuando ni siquiera la mamá de Camila está tachando al Dr. Muñoz de culpable.
De muy buenas fuentes conozco que una familiar de doña Lindsay indicó en el hospital que doña Lindsay le había suministrado un purgante y había llevado a la niña a un sobador porque tenía varios días constipada, sino, por qué la madre "desesperada" no llegó hasta las últimas consecuencias con el caso para definitivamente encontrar un culpable?
También de muy buena fuente sé que el Dr. Muñoz le consultó en varias oportunidades a la madre de Camila si le había suministrado el purgante, a lo que ella reaccionó a la defensiva, provocando que ya ella no quisiera que este doctor siguiera con el caso. El que no la debe no la teme, si yo cometo un error así con un hijo mío no tengo por qué mentir, eso hubiera agilizado el tratamiento para la niña.
Al final la niña no muere por la supuesta antipatía del doctor (la cuál no creo en lo absoluto), la niña muere mes y medio después en el hospital de niños, luego de varias intervenciones quirúrgicas, incluso la causa de la muerte es un tipo de bacteria poco conocido.
Este tipo de llamados de atención en cuanto a la calidad de los servicios médicos en este país me lleva a varias conclusiones:
1. Cuántos de los que están tirando la piedra en este "blog" pagan lo que deben pagar a la CCSS? Cuántos ni siquiera están asegurados? Cuántos pagan menos de lo que deberían, poniendo en riesgo la seguridad social de todos los costarricenses e incluso extranjeros que se atienden en el seguro de gratis?
2. Será que esta señora siente una culpa muy grande por haber cometido el error de suministrarle el laxante a su hija? Estoy segura que en ningún momento hubo mala intención de la señora, sino que ella buscaba que su hija se mejorara, pero, es justo que ella señale a un médico que está al inicio de toda esta tragedia, quien fue el único que le consultó sobre el laxante de forma directa? Será que se sintió culpable? Por qué no escogió acabar con esta "duda" y hacer los exámenes indicados para comprobar las causas de la muerte de Camila.
3. Cuántos de los que están aquí escribiendo y opinando estarían dispuestos a ir a vivir a Limón, dejando sus familias y arriesgando sus vidas diariamente?
4. Definitivamente la muerte de un hijo debe ser una situación muy difícil de enfrentar, la impotencia que se debe sentir ante cualquier situación ajena a uno, debe ser muy duro, pero no es justo que se quiera culpar a una persona que hacía su trabajo, que tiene que adoptar las políticas y procedimientos establecidas por una institución y que los obligan a revisar siempre el expediente cuando atienden a un paciente, que los obliga a trasladar a los pacientes que se complican porque no cuentan con los recursos suficientes para atender todo tipo de emergencias, que deben investigar a profundidad las causas del padecimiento de las personas que atienden, y que si les dan información equivocada, es más difícil iniciar el tratamiento adecuado.
Señores de conejitos, sean más serios, borren la foto del doctor y no le metan más amarillismo a este asunto. Genial que la señora se haya desahogado y que cuente su anécdota, pero ustedes conejos amarillistas están desviando la atención por completo, se nota demasiado que solo son un poco de vagabundos que tienen demasiado tiempo ocioso y que no saben en qué aprovecharlo.

Michael dijo...

Me hago totalmente a un lado del caso, de la opinión de la madre, del Chamuko y del resto de conejitos que ya salieron chupando, sólo para decirle que indiferentemente al caso de ésta señora, en la caja falta mucho para la buena atención al paciente.

Y lo digo porque en varias ocasiones que, como costarricense de clase media, he acudido a los servicios de la caja, que he pagado con las cuotas que rebajan de mi salario cada mes, y me ha causado no muy grata impresión ver que durante los varios minutos (a veces más de una hora) que pasa uno esperando en emergencias(que gracias a Dios que no son taaan emergencias porque se muere uno antes de ser atendido), he visto incluso a un señor tirarse al piso al no soportar un dolor en el pecho, casi como si convulsionara, mientras los doctores y enfermeras pasan a su lado sin siquiera volver a ver, así como gente vomitando de todo, entre otros casos que me ha tocado presenciar mientras he estado en el servicio de emergencias.

Por dicha las veces que he necesitado de los servicios de la caja ha sido por tobillos torcidos, asma leve, o un par de huesos rotos, pero no imagino qué me pasaría si llegara con una hemorragia importante y la secretaria me mandara a sentarme a esperar al doctor. Por cierto, cuando juega la selección o hay partidos de fútbol llamativos, los doctores tienden a ser más escasos en dicho servicio. Aunque talvez sea pura percepción mía.

Deberíamos ponernos a pensar si son las políticas de la caja las que fallan en muchos de los casos en los que agrava un paciente, o si cabe la posibilidad de una mala actuación por parte del personal de la caja.

Por cierto, todos sabemos que Limón tiende a ser conflictivo, pero tiene ese factor que afectar el trabajo de un profesional? Bueno, yo trabajé casi dos años casi toda la semana en Limón al igual que muchos compañeros, y diay tampoco es así como se arriesga la vida a diario. Las partes más peligrosas de Limón son como andar por el Paso de la Vaca y alrededores, tampoco es nada desconocido para un costarricense ubicado en nuestro entorno social.

No sé como andarán los demás hospitales, pero por lo menos en el hospital de Guápiles, donde nací, donde siempre he ido cuando lo necesito, y donde incluso trabajan un par de familiares míos, hace falta demasiado para poder decir que se hace lo mejor por el paciente.

Saludos.

Anónimo dijo...

que dificil las situaciones asi pero hay que seguir adelante. mi hermanito vivio 2 horas debido a que a mi madre se le revento la fuente no la atendieron debidamente si no hasta muchas horas despues y por ese motivo el trago liquido amniotico y se murio en el hospital max peralta de cartago.