miércoles, marzo 14, 2012

Otton Solís & Laura Chinchilla noss cogieron con su PACto

Y qué vamos a hacer? 

Ud y yo pagaremos los impuestos que este par de corruptos son incapaces de cobrar a los que más tienen, el IVA no hace más que trasladar al pueblo el efectivo con que la industria y el comercio se recapitalizará, y con los que el impuedto pagará más salarios, privilegios & asesorias innecesarias... 

Esperar que la Sala IV nos salve?



San José (Redacción). El plan fiscal fue aprobado esta noche en primer debate en la Asamblea Legislativa, con 31 votos a favor y 19 en contra.

Poco antes de las 8 p. m., la iniciativa fiscal del Gobierno obtuvo 22 votos de la bancadas del oficialista Liberación Nacional, 8 del partido Acción Ciudadana, además del diputado evangélico Carlos Avendaño.
En contra votaron los diputados del PASE, PUSC, Movimiento Libertario, Frente Amplio y dos del PAC, Carmen Muñoz y el presidente legislativo, Juan Carlos Mendoza.
Del PLN se ausentaron Xinia Espinoza y Víctor Hugo Víquez, además del diputado cristiano Justo Orozco.

 Otton Solís & su séquito celebran aprovación del PACquetazo que entierra a la clase media.

Opinión del diputado Villalta del Frente Amplio.

San José, 14 mar (Elpais.cr) – El diputado del Frente Amplio, José María Villalta, criticó fuertemente la inactividad de las organizaciones sociales costarricenses, respecto al tema del Plan Fiscal, que todo apunta a que se aprobará en primer debate la noche de este miércoles.

El legislador reclama que “la mayoría de las organizaciones sociales están dormidas con este tema; creo que algunas se engañaron, se ilusionaron con el hecho de que la Sala IV admitiera las acciones que se han presentado de inconstitucionalidad”.

“Algunos creen que ya se paró el Plan Fiscal y eso no es cierto, esas acciones podrían rechazarlas por componendas con el Poder Ejecutivo, como pasó en la agenda de implementación del TLC que es lo más probable”, insiste Villalta.

Para el diputado, “ha surtido efecto el chantaje que el gobierno ha venido haciendo con organizaciones sindicales a muchas les han dicho que no se van respetar los derechos laborales, que no van a haber aumentos justos, si no pasa el Plan Fiscal y creo que eso ha hecho alguna mella en las organizaciones que están apagadas, dormidas con este tema”.

Según el legislador, “es un gran error porque creo que al fin y al cabo el Plan Fiscal va a golpear el bolsillo de la clase trabajadora, va a empobrecer más a la gente que ya es pobre, que está en el límite de la línea de pobreza, y no hemos visto la manifestación contundente que hubiéramos esperado ante un tema tan delicado”.

Sobre el fin de la discusión y pronta votación del Paquete Fiscal, Villalta indica que “es la conclusión de un proceso que nació con grandes errores desde un comienzo, es un Plan Fiscal que por el fondo y por la forma viola los principios básicos de nuestro ordenamiento constitucional, un procedimiento atropellado, inconsulto”.

Villalta apunta que “dos caciques se reunieron y creyeron que con un pacto por debajo de la mesa podían sustituir la necesaria negociación política, que exige un tema como este. Se reunieron Ottón Solís y Laura Chinchilla y le pasaron por encima a la participación ciudadana, y al diálogo que debe imperar en un tema tan complejo como es una reforma fiscal”.

“El proyecto se ha tramitado atropellando los derechos de los diputados, atropellando los derechos del pueblo, de forma totalmente irracional, sin un verdadero debate parlamentario, y por el fondo? qué podemos decir? nadie niega que haga falta una reforma fiscal en Costa Rica, pero este proyecto es una reforma que no cumple con los principios básicos de justicia y progresividad, es un proyecto donde se carga la mayoría de los nuevos impuestos sobre los hombros de las grandes mayorías, de la clase trabajadora. Una vez más, es la clase trabajadora la que paga los platos rotos de la crisis”, asegura el legislador.

Uno de los aspectos que más crítica José María Villalta es “el aumento del IVA que va a encarecer los bienes y servicios, de forma injusta porque golpea por igual a ricos y pobres, y eso es lo más injusto que se puede hacer, mientras que los cambios en el impuesto sobre la renta son cosméticos, y esa es la política de los últimos treinta años en Costa Rica, la política de los gobiernos neoliberales, subir el impuesto de ventas para tirar la bola hacia adelante para enfrentar por unos años la crisis fiscal”.

Por último, Villalta llama a estar alerta y manifiesta que “vamos a ver qué pasa en la Sala IV. Hay fuertes presiones, para que la Sala IV sea cómplice de este proceso, pero vamos a ver, si los magistrados son coherentes con todo lo que han dicho en los últimos años no me cabe la menor duda de que se va a caer el proyecto”.