miércoles, octubre 07, 2009

Dos años ya.






Aún hoy hablar del referéndum realizado con motivo del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos produce entre los costarricenses ácidas frases y resentimientos.
El resto de Latinoamérica, más acostumbrada a referéndums y a enfrentamientos frontales entre políticos de diversas índoles, entre prensa y políticos, ha sabido sobrellevar estos procesos con un mecanismo de cicatrización mucho más efectivo que el que llevamos en Costa Rica.
Personalmente yo apoyaba el no, no por criterio de no al libre comercio sino porque sentía que el tratado en cuestión tenía graves deficiencias; sin embargo el día 8 de octubre tomé la actitud, a mi criterio responsable y de profundo respeto ante la democracia, de vestir la camisa del sí tal y como lo había decidido la mayoría de nuestro país. Sustentarnos en un referéndum, abalanzarnos a él y no respaldar su resultado no puede ser considerado como una actitud patriótica ni mucho menos democrática.
La culpa no es del colectivo sino de sus líderes, tanto del sí como del no. La actitud de los líderes en ambos mandos dejó mucho, absolutamente mucho que desear. Tuvimos un vice-presidente de la República que emitía memorándums del terror y un líder sindicalista que se debatía con puños en los bares.
Los del no nunca supieron reconocer algo bueno en el sí y los del sí nunca supieron reconocer la más mínima falla en su texto negociado.
A mi criterio, la mejor forma de reconocer a los líderes mediocres es observar si poseen la ideología del absolutismo total.
Fueron muchos los malos líderes, presidenciales, sindicalistas, ex ministros, asesores, diputados, etc. ¿Tenemos verdaderamente una carencia de sensatez en nuestros líderes? La respuesta es sí, esto lo podemos confirmar con el entrabamiento político que vivimos, son muchos quienes señalan a este gobierno como el primero en lograr avances en muchos años; los avances, que son pocos, han sido precisamente logrados arrastrándonos en medio del absolutismo ideológico y con un rechazo total a las ideas contrarias. Pareciera ser que la democracia muere ante la monarquía democrática en toda Latinoamérica, lideres fuertes y vigorosos que logran imponer sus ideas con el absolutismo y la puerta cerrada para el diálogo. El resultado de esto es dividir la población en dos hemisferios equitativos de apoyo y rechazo, dos frentes, dos bandos, una sola nación. Este esquema de país es insostenible a largo plazo.
El que ninguno de los líderes en ambos bandos del referéndum pudiese leer grises sino solamente negros o blancos es lo que nos llevó a todos en el colectivo a un divorcio social que no cesa, una campaña “referendumtorioa” eterna y ácida.
Los del no siguieron entrabando y aún superado este proceso los del sí parecen no haberse dado cuenta de su triunfo y se mantienen en el debate de imponer sus ideas en vez de ocuparse de ponerlas a trabajar. Ya ganaron la batalla, conquistaron la ciudad, ahora parecen no saber qué hacer con la ciudad tomada.
Los del no siguen llorando por la leche derramada del vaso que ahora está medio vacío en vez de ocuparse por la leche que queda en el vaso medio lleno.
Nosotros, los costarricenses, tenemos un reto colectivo y es liderar a nuestros líderes hacia la apertura, hacia la cicatrización de heridas. El TLC ya es materia aprobada y el proyecto país es mucho más que el TLC, quedan muchísimas cosas por lograr aún para el bienestar de los dos hemisferios sociales que ha creado el referéndum.
Si en el TLC quedaron cosas que afinar, está bien, busquemos las formas de afinarlas, pero no volvamos al discurso original del sí o el no pues de seguir en esa ruta nuestro calendario marcará permanentemente la fecha del 7 de Octubre del 2007 y nuestra sociedad se quedará paralizada, flotando como un péndulo sin tiempo.
Como costarricenses, pesé a la ineptitud de nuestros líderes, debemos superar ese capítulo y seguir avanzando en pro de olvidar el divorcio en malos términos al cual nos sometieron nuestros líderes. Avancemos, los líderes que nos sigan y alcancen luego.




Marco Cañizales: REPERTORIO AMERICANO.

10 comentarios:

P. Vargas dijo...

Como lo dije en un post que realizamos el año pasado, podre mirar a mis hijos y nietos con la frente en alto y decirles que yo no participe de ese fraude mediatico que muchos consideraron democracia.

Aclaro que por mucho tiempo estuve a favor del si, pero al conocer los numeros de personas que iban a ser afectadas, la cantidad de desempleo que se va a desarrollar en la zona, era imposible votar a favor de la involucion de nuestro medio, del perjuicio de nuestros hermanos.

La razones de nuestra decision se pueden ver con claridad en este post (http://tinyurl.com/y9jnkx8) sin embargo aún hoy, sin conceptos cerrados podemos decir orgullosos que No fuimos de aquellos que se dejaron llevar por las bonitas palabras y promesas en vano, sino que formamos parte de los que nos paramos en firme, sin manisfestaciones o indoles extremistas, a decir con nuestro voto: Yo no voy a vender a mi país...

Saludos!

Conochesanjosedenoche.com dijo...

El TLC, el mayor engaño del gobierno de Oscar Arias.
Hacer tratados con países en crisis, no creo sea una solución para nuestro.
Lastima mas de la mitad de la población de nuestro país no se tomo la molestia de leerse un libro antes de Votar, simplemente se dejaron lavar el cerebro

Amorexia. dijo...

la última frase de el texto me parece espectacular, y me parece que incluye un poco el dejarse de consignas panfletarias de "yo no vendí a mi país" o en la acera de enfrente "yo creo en el progreso", por Dios, el mundo siguió después de el TLC y algunos todavía se detienen a defender su posición de entonces? Entonces el TLC si fue el principio y el fin de todo, nos llevo puta.

Por que esperamos un lider que nos saque adelante? que nos alcancen luego, que nos alcancen luego también las ideologías y los postulados, los pueblos no surgen cuando una mitad se impone a otra, si no cuando su pueblo aprende a trabajar en conjunto hacia adelante, que le queda a los gobernantes entonces? seguir al pueblo, pero si nos quedamos en si lo que hice estubo bien o mal, que va a pasar con todo lo demás que falta?

Ahora hay peores enemigos que el estancamiento o la apertura, el consecionismo por ejemplo, y ese cambio de paradigma ambiental que nadie ha contra atacado, veremos si de nuevo salen los patriotas.

Excelente articulo, hay que dejar ese divorcio y reconciliarnos, que el enemigo es común.

Terox dijo...

No es por nada, pero ya cansan con esa vara del "no vendí a mi país". Eso es descalificar a los de la acera del enfrente.

Claro que el tratado tenía cosas malas. Pero yo lo consideré un mal necesario.

Mucho le hubiera agradecido al PAC una oposición inteligente, VIGILANDO que no se cometieran excesos en las leyes complementarias a cambio del apoyo para que salieran con tiempo. Pero al parecer, eso era mucho pedir. Y los otros, como de por sí, no tenían nada que perder, hicieron las leyes a su gusto. Al menos con el Frente Amplio uno sabía a qué atenerse.

Lo ahuevado es cuando activamente se trata de mantener dividido al país. Como si fueramos unidimensionales... si o no...

conejo gris dijo...

Yo siempre estuve a favor del No, y no me parece una actitud retrograda o simplista, Estados Unidos siempre nos va a tener amarrados por más q creamos en el Che o en lo q sea.

Avanzar? que dificil, mas que todo cuando vemos chorizos descarados con China y cosas así. Liberación Nacional no es santo de mi devoción mas q todo porq creen q abriendo fronteras el barco se puede o podria mantener a flote, ni siquiera se preocupan por los problemas internos de nuestro querido país, arreglan carreteras y construyen un estadio cuando la pobreza crece y crece, que mal don Oscar, que mal.

Marco Cañizales dijo...

Los comentarios en su mayoría confirman mi tesis.

No es por ser el padre de la criatura, y repito, yo era del no, pero ya pasó.

Y con TLC aprobado tenemos que aprender a vivir, ya no se vale el se los dije, se vale el ok, tenemos este problema, resolvamoslo.

Ya de nada valen los argumentos porque no hay vuelta de página, lo que vale son las propuestas para que los que vimos defectos los corrijamos ahora en la marcha.

Y sí, el no se comportó muy mal, pero el sí también. Hasta tuvimos un presidente ofreciendo BMW si aprobabamos el Sí.

Los errores de los líderes son muchos, pero afrontemoslo, ya se inauguró la campaña electoral y verdaderos líderes, no tenemos. No existe una figura de unificación, existen los eternos divisionistas que esperan que el oportunismo les sonria para las elecciones.

Caminemos, no hay lideres, pero caminemos. Los supuestos líderes, si los hay, que surjan en el camino o que nos alcancen los que hoy dicen serlo.

Marco Cañizales dijo...

Cuando digo al padre de la criatura me refiero al artículo.

Anónimo dijo...

Señores del NO, ya pasaron 2 años, no hay marcha atrás, reciban la paz y pónganse a bretear

Luigihope dijo...

Los lideres son como las aguilas, no tenemos ninguno aca.

Amorexia. dijo...

Mas que cierto compañero, en este momento el país tiene a los líderes y candidatos que se impusieron, ya sea por apadrinazgos o convenciones cerradas corruptas y cuestionadas, pero no estan los lideres que el pueblo quiere y en los que pueda creer, de un lado o de otro, lo que salto tambien en esta elección es una tonelada de oportunistas que hizo carrera tras la lucha por una posición ideologica contra el TLC, y el pueblo? feliz tranquilo, votando por el que le pongan y diciendo, "yo no vendi a mi país fueron ellos" triste, muy triste.