viernes, marzo 26, 2010

Secuestrado por porteadores

“Ofrecernos que nos entregan concesiones es ilegal, imposible, ellos no pueden garantizar ni una, ni 11 mil placas, ellos quieren que aceptemos dar la palabra personas y en 18 meses nos dan concesiones, pero no hay ni placas”, dijo Germán Lobo, director ejecutivo de la Cámara Costarricense de Porteadores.

El dirigente recalcó que lo único que les queda es defender la palabra personas con sangre, con protestas y con lo que sea. Por eso dedicarán las próximas horas a replantear la estrategia que tenían diseñada y con la que volverán a las calles mañana o el viernes.

El ministro Francisco Jiménez dijo que ofrecieron a los porteadores la apertura de un estudio de mercado que evalúe la oferta y la demanda de placas de taxi para realizar una nueva licitación y que ellos sean parte de la fuerza roja.

La oferta contempla además incluir en el proyecto de derogatoria del porteo, un transitorio para que la eliminación de la actividad se de hasta 18 meses después de aprobada la legislación.

Al mismo tiempo, el MOPT emitiría un reglamento que los regularía hasta que la eliminación de la figura entre en vigencia. Si pasados los 18 meses la licitación aún no se da, ellos podrían seguir trabajado bajo el esquema de regulación.
Es que en este país tercermundista cualquiera puede hacer lo que se le pegue la gana!!!?

Si!!!!! Estos maleantes que cierran carreteras y "taxean" sin seguros y sin permisos, exponiendo a sus pasajeros y prestándose para actividades criminales (algunos taxistas lo hacen también, y no son todos los piratas quiénes lo hacen) exigen sus derechos a golpe pisotear los derechos de los demás?! y las autoridades se prestan para ello? se sientan a dialogar con estos vagos que evitan que otros trabajemos y transitemos en paz? Son ellos acaso los dueños de mi país?

Está bien, creo en su derecho a trabajar, estoy de acuerdo con que el verdadero culpable de esto sea el estado, que habiendo politizado la entrega de placas de taxis, habiéndole dado poder a la corrupta "fuerza roja" (aplíquese donde sea el caso) y dejando abierto el portillo de el porteo para que algunos se volvieran poderosos a costa de otros, dejo que esto se saliera de las manos, hasta llegar a lo que se llega en todo en este país, en gente exigiendo sus derechos por las malas y contra el grueso sin pensar si quiera en sus deberes.

Qué hacemos? los boicoteamos? los quitamos de el camino a punta de garrote y tractor? les cambiamos la manera de pensar? o nos dejamos de politiquería y le exigimos al estado que arregle este desorden de una vez para que ya nadie pisotee más nuestros derechos exigiendo los suyos?

9 comentarios:

Conochesanjosedenoche.com dijo...

Eso de q se calmen y después les damos unas placas de taxi, fijo es un cuentazo del gobierno.
Lo mas razonable es q dejen trabajar a estos majes, eso si con regulaciones iguales o mas fuertes q las q tienen los Taxitas "Formales"

andrés dijo...

Y a todo esto que se hizo Otto? abandono el campo de batalla antes de la gran guerra?

Anónimo dijo...

Estos maes estan peleando por el derecho que les da el Código de Comercio de trabajar como porteadores, nada mas.Nos guste o no, es su derecho.

Lo que quiere hacer el gobierno es eliminar el artículo que les da ese derecho en favor de los taxistas "formales", lo cual sería igual como si el Estado derogara la ley de creación del colegio de médicos porque a los curanderos y chamanes les incomoda la competencia.

Toda esta carajada es culpa de los taxis formales, porque mejor no ponen a los taxis "formales" a competir con los porteadores, en la forma de asociaciones de transporte privado y listo??

Cuál es el miedo?

Amorexia: Lo que esta haciendo este gobierno tratando de eliminar la figura del porteo es otro atentado al principio de legalidad de este pais ya que se está volando esa norma y ni siquiera contemplan los derechos adqueridos ni las situaciones juridicas consolidadas de las personas que portean, como si esas personas no fueran ciudadanos como usted o yo.

Si a usted el gobierno pretendiera quitarle su trabajo declarándolo ilegal...no se tiraría usted tambien a la calle???

Defender su trabajo con la única forma posible mediante la cual el gobierno y la ciudadanía puede hacerle caso,la convertiría en maleante??(ojo que no estoy de acuerdo con el vandalismo ni con los delincuentes, que en todo gremio hay)

Amorexia. dijo...

en el último párrafo soy muy claro respecto a quién considero culpable de la situación, pero igual, si el estado tratará de quitarme mi trabajo en beneficio de algún grupo eso a mi no me dá derecho de atropellar sus derechos ni los de nadie más, hay otras vias legales y medidas de presión, por que en vez de atacar al pueblo bloqueando las calles que usamos para ir a trabajar (y muchos dependen de ello por que no tienen trabajos con salarios fijos)no mejor se van a bloquear la salida de los carros de los diputados y de OAS? por que atacan a otros ciudadanos como medida de presión si no somos nosotros los que pretendemos dejarlos sin brete?

Catalaxia dijo...

Un problema causado por los privilegios y favores estatales. Los privilegios (ley privada) generan odio, frustración y resentimiento. Este problema es muy fácil de arreglar, dejen a las personas contratar libremente, como pasa en cualquier otra actividad. QUe sea cada individuo el que decida cuantos taxis y porteadores yu bajo que condiciones deben prestar su servicio.

PD: Esto no es en nada una justificación a la toma de calles o el ejercicio de la violencia (el cual resulta más complicado del simple análisis que se suele hacer al respecto).

Manuel

Terox dijo...

Tamos feos...

La verdadera solución es la apertura total para taxear... si Ud cumple "X" requisitos, listo, se le otorga un permiso para taxi... pero ¿se imagina la reacción de "la fuerza roja"? Ahí si que nos bloquean hasta la puerta de la choza...

Diay, que liberen la vara, con un transitorio para que el status quo actual se mantenga por unos dos o tres años...

Por cierto, hasta donde tengo entendido, el clavo es que los PORTEADORES hacen funciones más allá de lo que define la ley. De hecho, esa parte del código de comercio parece pensada más que todo para el transporte de mercadería.

Lucre dijo...

Si hay bloqueos muy fácil que la policía de trásito les caiga y empiece a repartir multas, verán como todos salen uyendo. El potencial de multas que se podría recaudar , también se les puede quitar todos los puntos, por ejemplo

Multa ¢ 113,500: A quien conduzca lento en el carril izquierdo en carreteras de dos vías a cada lado. Pierde 15 puntos. Al conductor que se detenga en medio de una intersección y obstruya la circulación. Pierde 15 puntos. Al que conduzca un vehículo sin revisión técnica.

Aplicando la ley sacamos estas lacras de circulación. Me gustaría saber si tenemos suficientes policías con pantalones para hacerlo.

andresf1984 dijo...

Como siempre aquí todo mundo hace lo que le da gana, ahorita vemos una manifestación de los vendedores ambulantes en contra de los comercios formales porque tampoco los dejan trabajar!!!

Los piratas se escudan en la figura del "porteo" para taxear libremente, y ni siquiera usan maría con tarifas oficiales ni pagan seguros o Riteve. ¿Así para qué complicarse sacando una placa?

Mi solución sería buscar un estudiio de mercado que diga realmente cuántos taxis son necesarios para dar el servicio a la población y que no haya sobreoferta, y a partir de ahí licitar las placas. Además actualmente hay gente que tiene 20 ó 30 placas alquiladas y que solo se dedican a cobrar la cuota, así que podríamos definir que solo se dé una placa por persona y así se cubre a más gente.

Pioresnada dijo...

Tractores, garrote y mangueras de agua para ese grupo de vagos que quieren lucrar sin invertir un cinco para pólizas en los pedazos de chatarra que la mayoría de ellos usan.
Dejémonos de paños tibios, ya está demostrado que ciertos grupúsculos aquí no quieren más diálogo que jodeer a la gente en la calle, a quienes no debemos nada, así que es hora que el gobierno tenga huevos para enfrentarlos y demostrarles que no se les tolera que bloqueen calles.