jueves, diciembre 10, 2009

Descanse en paz Don Rodrigo.

Rodrigo José Ramón Francisco de Jesús Carazo Odio (N. Cartago, 27 de diciembre de 1926, M. San José, y fallece en San José, Costa Rica el 09 de diciembre del 2009 víctima de una afección cardiaca) fue Presidente de Costa Rica de 1978 a 1982.
Durante su Gobierno “se caracterizó por una constante búsqueda del equilibrio social y económico, y por una presencia más activa del país en el concierto internacional en pos de la paz para la región y el mundo”, cita el libro “Declaraciones de los Expresidentes de la República de Costa Rica”, de la Editorial Uned.
Su administración estuvo cargada por un ideal: la defensa de la soberanía nacional.
Esa posición desembocó en la expulsión del Fondo Monetario Internacional (FMI) y agudizó la crisis económica durante la década de los 80, especialmente la repentina devaluación del colón en setiembre de 1980.

Su gobierno también se concentró en promover la industria petroquímica del país y comenzó la exploración y excavación cerca de la cordillera de Talamanca. En el sector energético, su gobierno inauguró la planta hidroeléctrica en el Lago Arenal. El gobierno de Carazo también reguló las excavaciones de oro en la región meridional del país.
El gobierno recibió una fuerte reacción del público y los dirigentes políticos se oponen ya que Carazo había puesto en gran peligro a todo el pueblo de Costa Rica entrando en un conflicto que no le correspondía a un país sin ejército que siempre defendió la paz, además de abrigar a los fugitivos sandinistas y entregarles armas que su gobierno recibía de Cuba.

El gobierno de Carazo se vio afectado por la inestabilidad económica y malestar social. Durante su presidencia, hubo una recesión económica mundial. Los precios del petróleo se encontraron en máximos históricos y el valor del cultivo principal costarricense, el café, fue disminuyendo. Contra el consejo del Fondo Monetario Internacional (FMI), Carazo da instrucciones al Banco Central de Costa Rica para la obtención de préstamos en gran medida con el fin de mantener el valor del colón, la moneda local, con la esperanza de que una recuperación económica estaba al alcance de la mano. Esta política eventualmente se convirtió en insostenible, llevando a una catástrofe repentina devaluación en septiembre de 1980. La pesada carga de la deuda que el banco central adquirió contribuyó a las tasas de inflación de Costa Rica.

En sus últimos años, Rodrigo Carazo lideró las pláticas de dirigentes político antineoliberales en aras de la conformación de una coalición política denominada Patria Unida contraria al bipartidismo tradicional y al neoliberalismo.




Y así, finalmente tras varios días de estar delicado, el día de ayer murió uno de los ex presidentes más odiado y a la vez amado por unos y otros en la historia de Costa Rica, sin duda alguna, en lo que si pueden coincidir todos es que en el gobierno de 1978 a 1982 se marca un antes y un después para la clase media y trabajadora de el país.


Muchos, la mayoría si no me equivoco de los que andamos en esto de los blogs, éramos muy chicos entonces y otros ni siquiera habían nacido, no cabe duda que fue una época difícil, mis padres para conseguirme la leche de recién nacido que necesitaba, el arroz, los frijoles, el café y los alimentos básicos, tenían que hacer fila en los famosos estancos de el CNP donde la comida se vendía racionada y subsidiada. A pesar de esto el gobierno Carazo logró sostener la delicada situación económica del país reactivando la obra pública, aunque al final de su administración el balance para el sector construcción fue negativo y creció el desempleo.


En fin, muchos recuerdan a Rodrigo Carazo como un gran orador, muchas damas lo recordarán como un galán, un líder para muchos que comulgan aún con su pensamiento, yo en particular aunque creo en la dignidad nacional, me parece que el mayor pecado de el ex presidente Carazo fue el de ser digno con el hambre ajena y no con la propia, de pronto un grupo de allegados al Sr. Carazo y su familia, en los días previos a setiembre de 1980 llenaron sus arcas de dólares, cuando el precio de este se disparó, el efecto fue lógico y claro, mientras el país perdía importaciones, exportaciones y la clase media se empobrecía como si retrocediéramos 50 años, pero tratemos de ser imparciales (me digo a mí mismo) muchos sin duda tenemos la visión de Carazo que nos heredan nuestros padres, los míos en particular le recienten muchas cosas, habrá otros que apoyen la gestión de el hoy fallecido ex presidente, dejemos que sea la historia quién lo juzgue, sea esto una manera de evadir lo malo de su gobierno de parte de quiénes hoy lo defienden, o el estandarte de los gobiernos que lo adversan 31 años después de que comenzará su mandato para desacreditarlo, en todo caso que descanse en paz Don Rodrigo.

5 comentarios:

Melcocha dijo...

Man, cuando estuve en la U un profesor nos dió una hablada muy tuanis sobre carazo. El hombre dijo que sería siempre uno de los presidentes más mal recordados por la gente debido a que en su período se vivieron graves carencias, pero sin embargo, que si no hubiese sido por las medidas que el hombre tomó, Costa Rica quien sabe donde estaría ahorita.

Verdad o mentira, pues nada más desearle que descanse en paz, que es lo mejor que se puede hacer ahorita, y resignación a sus familiares.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Carazo llegó a la Presidencia, pero lo peor estaba por venir: los precios del café se derrumbaron, y los del petróleo despegaron, lo que generó una fuerte crisis. Tocaba la puerta la década perdida que asoló toda América Latina, pero que en Costa Rica llegó a identificarse con la gestión de Carazo.

La década perdida afecto a todo América Latina, no solo fue a Costa Rica, todos por igual padecieron grandes crisis económicas y políticas, al grado que la pobreza aumento en todo nuestro continente.

No podemos dejar de decir lo que paso, ya que hoy si se dice que es la globalización la culpable del descalabro económico que vivimos, pero en los 80 s era solo culpa de Carazo.

Por todo lo bueno que hizo don Rodrigo, en el siglo pasado no hubo un gobierno que emprendiera las obras publicas que se hicieron en ese gobierno, mueles, calles, y muchas más.

“...la única manera para que la historia no

se repita es manteniéndola viva.”

Eduardo Galeano
Saludos

andrés dijo...

Cuando estaba en el cole la verson de la historia culpaba a Carazo de todos nuestros males, que habia estancado y retrocedido al país minimo veinte años en desarrollo economico.

Sin embargo luego de esa etapa estudiantil en la que para mi no te enseñan a pensar independientemente, te vas dando cuenta que la historia tiene muchos matices y que Carazo es un lider incomprendido, casi que crucificado, que jamas podes concentrar todo el peso en una sola persona y las circunstancias fueron complejas.

En fin, este no es el momento de juzgarlo si no de honrarlo y esperar que se encuentre en paz. Vaya con Dios.

WOLVERINE dijo...

Ya se que el hombre descanza en paz, pero no se, hay algunos que hablan pestes de su gobierno y otros que lo alaban, en fin como dirìa el gran sabio y filosofo yojoven, el muerto al hoyo y el vivo al gozo, por que yo deberìa estudiar e investigar màs acerca de este pesonaje y sus huellas dejadas con el paso del tiempo en nuestro paìs, y ahora ando muy corto de tiempo para esas varas.

Rodrigo Carazo R.I.P.

Salu2 de WOLVERINE.

Terox dijo...

El problema de Carazo es que fue demasiado cabezón, por lo que la crisis resultó más dura de lo que podría haber sido. De todas formas, luego vino Monge, se bajó los pantalones, y listo!