lunes, abril 12, 2010

Qué fácil es morirse en San José!!!


Es nuestra capital una ciudad tomada por indigentes y maleantes, usted y yo, de a pie o en carro somos simples visitantes ocupando un lugar que puede ser reubicado, eliminado o modificado en cualquier momento.

Desde los carros que se brincan los semáforos ante los que conducen de forma temeraria, en calles angostas, en mal estado y sobre pobladas, que darán al traste en cualquier momento con un terrible accidente de tránsito; hasta las ratas impunes armadas que asaltan y matan hasta por cien colones, San José es una ciudad de miedo, fea, disfuncional, insegura y colapsada.

Cada cuadra, cada semáforo, cada bulevar esta tomado por vendedores peones de mafias organizadas, que venden de todo: plátanos, tomates, películas, música, zapatos, papás, chicharrones a cien, cosa de horno, mota y piedra; de al menos dos indigentes por transeúnte en el bulevar, que huelen feo y se han vuelto ladrones oportunistas, hasta los que venden lástima en forma de calcomanías o chocolates y cajetas. Hay tres putas dominicanas y una colombiana, una tica y una nica por gringo en el hotel de el rey, hoteles que son puteros, puteros de bombillo rojo, bares donde venden drogas, vendedores de lotería que venden tiempos ilegales; todos sabemos donde están, quiénes son, y que tenemos que pagar el chantaje o correr para evitar el peligro e inseguridad que representan, tipos que cobran peaje para subirse a un taxi en una fila y que se mantienen por el miedo y la alcahuetería.

Que esperamos? que nos cobren derecho de vía? Que populista y sencillo resulta botar con back hoe Tierra Dominicana, y ver a la maestra que tenemos de ministra de seguridad vestida de policía posando para las cámaras! que conveniente y propagandístico resulta eliminar un foco de delincuencia sobre todo tomando en cuenta que el resto de la capital está igual de mal que este lugar y en algunos casos peor, pero la tarea está hecha! ya hay aplausos y opinión colectiva positiva. Mezquindad? no intencional, pero probablemente quiénes apoyan a la Sra. de el Veccio opinarán así, por desconocimiento o ideología, porque probablemente no tienen que sufrir día a día el calvario de trabajar en San José centro.

La tarde de este jueves me vi atacado por un simple vendedor de lapiceros, de esos que se te pegan como garrapatas y te siguen por 50 metros al menos, uno que se para en la esquina justo donde empieza el bulevar de avenida central cerca del hospital San Juan de Dios, yo en mi carrera y mi camino suelo siempre ignorar y cuidarme de estos personajes de terror que habitan la capital que un día nuestros abuelos llamaban nuestra, y con el sujeto en cuestión no fue la excepción, lo que desemboco su furia, exagerada e injustificada contra alguien que caminaba gastando su derecho al libre tránsito sumido en sus pensamientos. Primero esbozo un extraño "no claudicaré hasta conseguir mi objetivo! iré hasta el final!" a lo que respondí girando hacia el medio del bulevar y caminando mi camino, a lo que reaccionó enfurecido y violento, parándose frente a mí y gritando: "que es la vara!!!" mientras me empujaba. Quienes me conocen saben que tengo un carácter efervescente y fuerte, y que contra la razón soy más "valiente" y malcriado que inteligente ante situaciones como esta donde soy atacado sin razón alguna, y enfurecido y con los puños cerrados mirando a los ojos al tipo le dije "que te pasa imbécil!?" Siempre he estado agradecido de mi tamaño corporal y de la cara de loco que pongo cuando me enojo, siempre me ha parecido que deben de ser atemorizantes para mi oponente, y en esta ocasión fueron mi salvación, por que el tipo se aparto de mi camino, no sin dejar de gritarme improperios ya esta vez pasados de tono, mientras el Hernández me seguía subiendo. Por suerte esta vez mi razón gritó más fuerte que mi testosterona y me dije "COMO TE VAS A EXPONER PELEANDO AQUI CON ESTE INDIGENTE SOLO POR QUE NO LE COMPRASTE UN LAPICERO?!!" y seguí mi camino sin más con mi plan original de ignorarlo como bandera, mientras el tipo se deshacía en insultos y blasfemias contra mí y los míos.

Como adivinarán, no hubo un policía cercano a quién denunciarle, ni "solidaridad tica"; al contrario lo único que estuvo en mi cabeza el resto de el camino fue la posibilidad de que el melodrama exagerado de el indigente de los lapiceros no fuera más que una trampa de la que sus cómplices muy cerca se harían participes de haber mordido el anzuelo, justo en una zona de las más peligrosas de la capital, y agradecí el golpe de razón que me convirtió en el más razonable de los pacifistas esa tarde, y al llegar a casa me sentí feliz de poder encerrarme lejos de la locura que es la calle en estos días, donde los indigentes, locos y maleantes se han apoderado de el mundo y los demás estamos guardados para que no nos pase nada.

7 comentarios:

Terox dijo...

¿Es más fácil morirse que vivir en Chepe?

No sé, por dicha yo solo voy en contadas ocasiones y nunca en hora pico... así que yo encuentro a los vendedores ambulantes, los que reparten papelillos, los que piden, etc más bien "pintorescos". Tal vez mi tamaño corporal y la cara de loco que... ando siempre... me evitan dificultades mayores...

Rolando Zuñiga R. dijo...

¿Es más fácil morirse que vivir en Chepe?

Yo soy de los miles de "usuarios" de la Avenida Central pues me toca caminarla de comienzo a fin empiezo en Chelles y termino en el San Juan de Dios para finalmente llegar a la Coca Cola y tomar mi autobús, realmente lo que dices tiene toda la razón, tener que lidiar con vendedores (que por cierto no pagan ningún tipo de impuesto y la mayoría son inmigrantes ilegales), bolanteros, indigentes, etc. Es un caos de todos los días y muchos dirán para que esta el bus de Sabana Cementerio, en realidad viajo a horas pico y el bus dura más de lo que me toma caminar ese "boulevard" además el caminar no le hace daño a nadie, me gustaría de verdad que las autoridades le pongan un freno a todo eso que pasa ahí delante de nosotros y que realmente uno como ciudadano no puede hacer nada más y que de verdad se preocupen por la seguridad de nosotros, no es posible que alguien se enoje simplemente porque no le compras un lapicero ó no le tomas un papel y en la mayoría de los casos te insultan, además da un mal aspecto para los muchos extranjeros que a diario recorren nuestra capital el encontrar ventas tiradas en la calle así nada más y que no brindan paso a los peatones, creo que me emocione perdón pero este es el sentimiento de mucha gente que como yo estamos cansados de lo mismo y que los jerarcas de este País no se preocupen simplemente porque ellos no recorren la "Avenida Central" todos los días.

KagosaVampire dijo...

Es que como en San José todo es más estresado, hay que andar como Regan la del exorcista viendo pa todo lado para que no me atropelle un carro o no me asalten!

A mi no me estresan tanto los que venden lapiceros, papitas, o lo que sea, como los que simplemente PIDEN plata y ya!

Una vez se montó una señora como de 35 años al bus pidiendo plata porque su hija esta enferma...
Y yo: "y porque diablos no busca brete??? si de todas formas no esta cuidando a la hija "enferma", al menos use su tiempo tratando de conseguir la plata honradamente!"

Pucha ni una empanada se pudo hacer para ir a pulsearla al menos...

Me putea demasiado que esparzan la miseria con su vagabundería!

Y de mi nunca van a recibir un 5, nunca, porque yo me esfuerzo por tratar de ganarme mi platica y no se la voy a regalar a quien NO LA MERECE.

Y vea, yo sé que es cuestión de tolerancia y bla bla bla pero si yo me encuentro a los 6 maes que me han asaltado en mi vida, o a los 2 que casi montan a una amiga en un carro para violarla, NO dudaría ni 1 seg en matarlos a batazos!!

andrés dijo...

Es que de verdad nos han robado el espacio, la libertad - andar en San Jose es caminar con miedo, volteando la mirada, no permitiendo que nadie se te aproxime, yo camino con cara de loco, la altura me da una ventaja, creo que los hace pensar las cosas dos veces pero en definitiva men no podes meterte en una bronca con gente que ya no se acuerda lo q es ser gente. Q no respeta la vida.

Cerca de la oficina, en la Sabana ya han asaltado a varios compañeros, les han robado todo, golpeado - puta no hay derecho, no hay lugar en le que no te sintas amenazado!!!!...

Pioresnada dijo...

Excelente el post. Yo por dicha también muy poco camino por San José, pero sí lo hice muuucho tiempo. Definitivamente, la capital está sitiada, por borrachos, vagos, piedreros y maleantes. Y no solo San José, no puede ser que para estacionar el carro en una puta calle pública haya que pagarle a un "vigilante" que no se cuida ni solo, sopena de no hacerlo encontrar el carro con un daño. No puede ser que un HP se acerque con toda la carota a pedir plata por nada, no puede ser que un chinamo ocupe media acera y que encima se enojen si les movés la mercadería por accidente.
Yo hace casi 15 años casi muero en esa capital gracias a dos malditos que querían asaltarme, cuando eso eran los "chapulines" (alcahueteados por el "seguro" Fishman) hoy muchos de esos probablemente sean la fauna que se ha adueñado para mal de nuestra capital, de la que fuese la capital linda y segura de nuestros abuelos.
Mientras nos queda atestiguar el deterioro galopante. Que triste.

JAY dijo...

Que buen post. Yo en este pais no me siento seguro a toda hora. Y no es solo en San Jose.

El año pasado fui victima de un asalto en la pura puerta de mi casa en San Antonio de Desamparados por dos mal vivientes, a uno de los cuales casi le quito el arma, pero quiso la fortuna que no lo lograra porque seguro estaria ahora en prision, ya que en este pais los ciudadanos honrados estamos desprotegidos contra los delincuentes, ya que todos esos desgraciados jueces, abogados y defensores de los derechos humanos esta felices de verlos libres en la calle.

Estoy harto, si yo pudiera bombardearia con NAPALM a todos esos nidos de ratas que estan en San Jose y sus alrededores y al estilo biblico mataria no solo a las ratas macho, sino tambien a sus hembras y sus crias para por fin acabar con esta plaga.

San dijo...

Si men chepe esta invadido de lacras.

la vez pasada un mae de los que venden postales llego y me quiso vender, duro como 10 minutos insistiendo y solo porque no quise comprarle se fue diciendome hijo de ---- mal ---- care---

yo soy muy iracundo asi que me le fui atras queriendolo golpear pero para mi sorpresa cuando le pregunto que porque me trataba asi se quita el bulto y me dice que nos agarremos. y yo extrañado cuando vuelvo a ver atras de el habian 3 lacras muy sospechosas, asi que mejor lo deje hablando solo y me hice como si no hubiera pasado nada.

para mi sorpresa me dice en la parada de bus una señora joven gracias a Dios que usted no se peleo porque los 3 tipos que estaban atras de el eran amigos y el "vendedor" de postales busca problemas para que entre los 4 pegarle y de paso quitarles el bulto, dinero y hasta las tenis.

cuando me dijo eso me quede mas asustado y diciendo gracias a Dios que yo no me agarre.