jueves, mayo 27, 2010

La tetera de Russell



Si yo sugiriera que entre la Tierra y Marte hay una tetera de porcelana que gira alrededor del Sol en una órbita elíptica, nadie podría refutar mi aseveración, siempre que me cuidara de añadir que la tetera es demasiado pequeña como para ser vista aún por los telescopios más potentes. Pero si yo dijera que, puesto que mi aseveración no puede ser refutada, dudar de ella es de una presuntuosidad intolerable por parte de la razón humana, se pensaría con toda razón que estoy diciendo tonterías. Sin embargo, si la existencia de tal tetera se afirmara en libros antiguos, si se enseñara cada domingo como verdad sagrada, si se instalara en la mente de los niños en la escuela, la vacilación para creer en su existencia sería un signo de excentricidad, y quien dudara merecería la atención de un psiquiatra en un tiempo iluminado, o la del inquisidor en tiempos anteriores.

Bertrand Russell




La razón por la que la religión organizada merece hostilidad abierta es que, a diferencia de la creencia en la tetera de Russell, la religión es poderosa, influyente, exenta de impuestos y se la inculca sistemáticamente a niños que son demasiado pequeños como para defenderse. Nadie empuja a los niños a pasar sus años de formación memorizando libros locos sobre teteras. Las escuelas subvencionadas por el gobierno no excluyen a los niños cuyos padres prefieren teteras de forma equivocada. Los creyentes en las teteras no lapidan a los no creyentes en las teteras, a los apóstatas de las teteras y a los blasfemos de las teteras. Las madres no advierten a sus hijos en contra de casarse con infieles que creen en tres teteras en lugar de en una sola. La gente que echa primero la leche no da palos en las rodillas a los que echan primero el té.

Richard Dawkins


RAmén.


Fuente: Wiki.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Sin embargo, los creyentes en la tetera no ayudan ni dan de comer a miles de personas alrededor del mundo. Los que no creen en las teteras no obligan, incluso a jóvenes mayores de edad, a estudiar, memorizar y tomar como "dogma de fe" en los colegios y escuelas que una partícula creó el universo. Ellos creen en la tetera, pero porque quieren . Además, los que no creen en la tetera no meten a los que sí creen en una sola bolsa: ellos saben que hay quienes creen en la tetera por conveniencia propia y hay otros que lo hacen por amor, desinteresadamente.

Al llegar la muerte, si la tetera en realidad no existe... ¿qué habrán perdido los que creyeron en ella? Nada. En cambio, si sí existe, los que no creyeron en ella lo habrán perdido todo.

Anónimo dijo...

por que habrá más cristianos que hambrientos en el mundo?

si su dios existe se condenan por no alimentarlos, si no existe, lo habrán perdido todo...

mismo pensamiento teológico.

RAmen

Pioresnada dijo...

Vaya par de genios Russell y Dawkins, por ahí no hay que dejar de lado a Sagan. Excelente que se posteen temas de este tipo que inviten a usar la razón, contrario a (como el primer anónimo) recitar frasecillas trilladas. Esa habladilla del segundo párrafo del anónimo es una muestra de lo que se repite a fuerza de fé sin cuestionar.
Este tema de la religión y dioses es de nunca acabar pero apasionante cuando se puede discutir con un poquito de razonamiento y sin recurrir a citas bíblicas y empañamientos cristianos.

Pioresnada dijo...

Al primer anónimo le dejo esta paradoja muy conocida:

¿Podría Dios crear una piedra tan grande que ni Él mismo pudiera levantarla?

Luigihope dijo...

Será que por fin la línea del blog que habla tanto sobre prejuicios va a seguir una clara linea ateista? Por que ya para hacer un quote de Dawkins mejor decirlo abiertamente. Aunque siempre se leía entre lineas...

Para el compa de la "Paradoja", eso es solo una paradoja si usted parte de que cierto Dios posee ciertos atributos y usa cierta definicion para el atributo, lo que a lo mas nos puede llevar es a una conversacion vacía de si usted conoce a Dios y sus atributos y cual es el origen de la afirmacion de esos atributos. Como el día de hoy, nadie puede confirmar o refutar estos atributos, entonces la paradoja carece de todo valor y sentido practico. A lo mucho puede aspirar a refutar una caracteristica que se le endosa a este Dios específico.

Pioresnada dijo...

Luigi, no es mi interés entrar en discusiones filosóficas, la paradoja la puse para aquellos que solo repiten lo que les enseñan, evidentemente vós razonás, cosa que no hacen quienes eran sujeto de mi post.
Yo no pretendo convencer a nadie de la tranquilidad que da vivir libre de deidades, premios, castigos, infiernos, etc.

Terox dijo...

Momento... la tetera... ¿está llena de café o de té?

Alberto dijo...

Si yo sugiriera que entre las 3 dimensiones del espacio hay unas cuerdas que vibran en un conjunto de 10 u 11 dimensiones que están enrolladas entre las tres que vemos, nadie podría refutar mi aseveración, siempre que me cuidara de añadir que las cuerdas son demasiado pequeñas como para ser detectadas aún por los aceleradores de partículas más potentes y que las dimensiones espaciales extras están enrolladas en rizos tan pequeños entre las otras dimensiones que es imposible percibirlas. Pero si yo dijera que, puesto que mi aseveración no puede ser refutada, dudar de ella es de una ignorancia intolerable, se pensaría con toda razón que estoy diciendo tonterías. Sin embargo, si la existencia de tales cuerdas se afirmara en libros modernísimos con una formulación matemática que solo entienden unos pocos privilegiados, si apareciera cada mes en un medio divulgativo como la teoría del todo, como el último paso para demostración definitiva del universo inmanente, si se instalara en la mente de los profánanos en física, la vacilación al creer en su existencia sería un signo de ignorancia, y quien dudara merecería el desprecio de la gente culta en un tiempo iluminado, o la reeducación en regímenes maoístas.

Aunque la falsabilidad es una condición indispensable para las teorías científicas, las hipótesis no falsables no tienen por qué ser rechazadas sin más, sobre todo en los procesos creativos. De hecho muchas teorías (en un principio no científicas) como el atomismo de Demócrito no han sido falsables durante gran parte de la historia, después se ha comprobado que no son ciertas, y sin embargo han sido fuente de inspiración de grandes teorías modernas.

Por otra parte, la religión (por lo menos la Católica) no pretende ser fuente de conocimiento científico, no habla de teteras ni de cuerdas. La religión (por lo menos la Católica) trata categorías no científicas, como las normas morales, el libre albedrío, …, que no pueden estar sujetas por su propia naturaleza al principio de falsabilidad, pero que son muy importantes a la hora de elegir la conducta personal.

Además nunca se ha dicho que quien no crea en Dios necesita un psiquiatra o el fuego de la Inquisición (el fuego de la inquisición era para otra cosa). Para los cristianos, la fe es difícil, es un don, se comprende que no se posea, y los que son sacerdotes conocen perfectamente las crisis de fe. Además para los católicos (al contrario que para los protestantes) la fe no es condición necesaria para la salvación. Para un católico la salvación depende de los actos no de los credos.