lunes, julio 05, 2010

El árbol de el Principito


Eduardo Solano, enviado
esolano@aldia.co.cr

Sudáfrica, Johannesburgo El Mundial en Sudáfrica no solo me ha dejado satisfacciones en lo deportivo, sino también el conocer y disfrutar muy intensamente cada lugar y rincón recorrido en este inmenso y bello país.

Una de las visitas más esperadas fue la tierra de los “Baobab”, el árbol que inspiró parte del libro que todos en algún momento de nuestras vidas hemos leído: “El Principito” del escritor francés Antoine De Saint Exupéry.

Mucho ante de llegar al sitio a la distancia se notaba la majestuosidad del gigante. Un árbol que tiene su flor blanca, suavemente perfumada y nocturna.

De corta duración. Su fruto, es rico en ácido ascórbico (vitamina c) y da origen a uno de los nombres comunes de este árbol: el árbol de la limonada.

Cosa parecida ocurre con sus hojas que son consumidas al estilo de los espárragos. Bajo la lluvia estas hojas guardan el agua caída, la cual se recolecta. Estamos hablando de agua en grandes cantidades.. “estrujando” un “Baobab” se ha llegado a obtener 4.500 litros de agua , según describe uno de los pamfletos del sitio.

Para relacionarlo con el libro podemos citar: “Los Baobab son unos árboles gigantescos de los cuales abundaban sus semillas en el planeta de “El Principito” y si no ponía atención en arrancar diariamente los brotes de estos árboles podrían crecer y su planeta al ser tan pequeñito sería perforado por las gigantes raíces y podría explotar”. Lo que quiere decir es que hay que estar atento y no ser perezoso en dejar para más tarde esos pequeños problemas que pueden convertirse en gigantescos si los dejamos crecer.

Sin duda fue uno los lugares que más me han impactado de Sudáfrica del cual solo he podido conocer un poco, pero suficiente para darme cuenta de su grandeza.


Fuente:http://www.aldia.cr/ad_ee/2010/julio/04/ovacion2434322.html

2 comentarios:

Alvaro dijo...

Son árboles interesantes, y algunos hasta con formas bastante curiosas. Esas son de las cosas que hacen este mundo un sitio maravilloso; en todo el mundo hay maravillas que no dejan de impresionar y por ello hay que cuidarlas.

Saludos,

KagosaVampire dijo...

enorme y que tuanis poder tocar uno...

-y de paso al elefante