sábado, julio 17, 2010

Mas horror... de parte de los humanos...

Siguiendo con el asunto de las lapidaciones y la tremenda estupidez que estas significan, mi compañero blogger Amorexia me condujo hasta varios blogs con este tema. De todos el que mas me llamo la atención es uno del cual extraigo textualmente toda la información para que ustedes la lean y después comenten:

De un mail enviado por una amiga recogemos el llamado de Amnistía Internacional para impedir la ejecución de una mujer iraní, Sakineh Mohammadi, por un supuesto caso de adulterio, mediante la lapidación, uno de los usos y costumbres más aborrecibles (y hay unas cuantas) resultantes de la aplicación de la sharia, la ley religiosa que incorporan en su código de leyes muchos estados musulmanes.



Esta ley está inspirada en una interpretación estricta del Corán y el hadiz (recopilación de hechos y dichos atribuidos a Mahoma) y dicta un estricto código de conducta a seguir por los fieles. Y los no fieles, claro.

De esta forma, países como Irán, Arabia Saudí, Sudán, Nigeria, Somalia u muchos otros incorporan muchos de sus elementos en su corpus legal lo que provoca que muchos de sus tribunales condenen a muerte por lapidación muchos casos de adulterio y violación, sin entrar en otras disposiciones y usos sociales aberrantes resultantes de estas leyes, como la fuerte discriminación de libertad de expresión, pensamiento y movimiento de la mujer, u otras actuaciones sociales perversas como la mutilación del clítoris de millones de niñas, la persecución directa a otros colectivos "indeseables" como los disidentes políticos, las minorías religiosas o los homosexuales.

De esta forma, nos unimos a Amnistía Internacional en su recogida de firmas para impedir la lapidación de Sakineh Mohammadi. Su crimen,"adulterio estando casada". Anteriormente había recibido 99 latigazos por "mantener una relación ilícita". Según denuncia AI el juicio fue injusto y sin garantías. El abogado de Sakineh ha pedido a la Comisión de Amnistía e Indulto iraní que revise su causa. Si esta comisión rechaza su petición, Sakineh será lapidada. Como dice AI, "no es la primera vez que gracias a la presión internacional se han conmutado condenas a lapidación."



"La ejecución por lapidación es un castigo especialmente cruel que Irán aplica a hombres y mujeres casados acusados de cometer adulterio, desoyendo así a la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, según la cual tratar el adulterio como delito es contrario a las normas internacionales. La lapidación está específicamente concebida para aumentar el sufrimiento de la víctima, pues para llevarla a cabo se escogen piedras lo suficientemente grandes como para causar dolor pero no tanto como para matar a la víctima enseguida."

Para ilustrar lo que supone esta muerte sumamente cruel recogemos un delirante caso que nos estremecía el año pasado, cuando en el sur de Somalia se lapidó hasta la muerte a Aisha Ibrahim Duhulow, una niña de 13 años que había sido violada por tres hombres. Con la denuncia que Amnistía Internacional hizo de esa barbaridad les dejamos.

Aisha Ibrahim Duhulow tenía 13 años. Y el pasado 27 de octubre fue lapidada hasta morir. Unos cincuenta hombres la mataron, a pedradas, en un estadio de la localidad portuaria de Kismayu, en el sur de Somalia, mientras aproximadamente mil espectadores contemplaban el espectáculo.



¿Su delito? Había sido violada por tres hombres. Al denunciar la violación ante la milicia de Al Shabab, que controla Kismayu, fue acusada de adulterio y detenida. Un tribunal islámico, aplicándole la Sharía, la condenó a morir. Apedreada. Ninguno de los hombres que participaron en la violación ha sido acusado ni arrestado.

«Para la lapidación llevaron al estadio un camión cargado de piedras.


En un momento de la lapidación, según han confirmado a Amnistía Internacional numerosos testigos, se ordenó a personal sanitario que comprobara si Aisha Ibrahim Duhulow, que estaba enterrada, seguía con vida. La desenterraron, declararon que aún vivía y volvieron a colocarla en el agujero para continuar con la lapidación.

Dentro del estadio, miembros de la milicia abrieron fuego cuando algunos de los testigos del homicidio intentaron salvarle la vida, y mataron a disparos a un niño que presenciaba los hechos. Más tarde, y según los informes, un portavoz de Al Shabab se disculpó por la muerte del chico y afirmó que el miliciano que había disparado sería castigado.»



Tomado de: The Life And Times Of Judge Roy Bean

4 comentarios:

P. Vargas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Religion, estupidizador masivo. El que desearia estar alli con metralleta en mano soy yo, matando tirapiedras y espectadores.
No me rajo en ofensas porque no tiene caso. Pero a cada uno de los que participa de estas cosas solo les deseo una muerte mas cruel y dolorosa.

andrés dijo...

La mayoria del tiempo parecemos un experimento fallido - una manada de locos tratando de darle sentido a todas las estupideces qeu hacemos para separarnos del sentido comun y unos de los otros...

Saludos men

Mario_ergosum dijo...

Vuelvo a decir, cuán triste estará Dios sabiendo lo que el humano hace en su nombre.