sábado, abril 11, 2009

Carta de un asesino, un cobarde y un suicida. (REAL)

“Para cuando se lea esto ojalá ya no estuviera vivo. La verdad es que las pocas veces que he tenido relaciones no he podido sentir nada por la nervia, ni siquiera puedo sentir el calor de la piel. No puedo creer lo idiota que he sido toda la vida pero esto es lo peor que me ha pasado, no recuerdo claramente todo lo que hice y sé que estando bueno y sano jamás lo hubiera hecho.

Una noche muy borracho, humillado por una perra y con una templazón de toda la vida, cometí el peor de los errores que fue cogerme un playo, tampoco sentí nada que recuerde pero la vergüenza estaba por invadirme el alma y pensar en lo que he perdido es simplemente imperdonable.

Duele tanto desear una mujer hermosa y que por esos nervios no puedo sentir nada, no puedo ni siquiera hablar bien con ellas, y pensar que por eso desprecié a las que me podían dar lo que siempre deseaba, lo cierto es que no quería estar con una mujer y vivir deseando otra y ahora que es tarde lamento no haberlo aceptado.

Se dicen más cosas de la cuenta, no se por qué personas que ni conozco se empeñan en ponerme por el suelo, parecen unas loras que solo repiten lo que ven, sin saber nada, pero lo peor de todo es que mujeres que tanto he deseado ahora me aborrecen, me ven diferente, me quitan la cara y si me hablan es por lástima y yo las sigo deseando igual que siempre, solo que ahora sí estoy convencido de que no voy a tener una sola. Es tan ilógico lo que me pasa, es tan sencillo tomar una mujer o hasta una niña y saber que no he podido hacerlo y ver cómo muchos lo hacen tan fácilmente cuando quieren, es angustiante. Por ratos, siento cólera contra las mujeres, creo que muchas son tímidas y saben lo difícil que es tener a alguien cuando lo deseas con todo el alma pero no entiendo por qué si pueden tratar de perjudicar a alguien que no se ha metido con ellas, ahí sí pueden abrir la boca y sin contar que te desprecien por no poder decir las cosas a como ellas quieren que se las digan o por no decirlas a tiempo, o no se qué, y que siempre se vayan con un mae al que le sobran.

Reconozco que varias veces perdí por cobarde, por no superar el miedo y cuando no era yo, eran ellas las del miedo, lo nieguen o no.

Aguanté más de lo que debía, pensando que era posible tener una mujer así para mí, un compa me dijo en varias ocasiones que el que mucho escoge lo peor se lleva y al final resultó ser cierto.

No espero que las mujeres me perdonen por decepcionarlas, pero eso es algo parecido de lo que algunos hombres vivimos todo el tiempo. Putas decepcionadas, qué se va a hacer.
Me habría gustado tanto saber qué se siente, pero solo puedo sentir si estoy tranquilo y parece que solo puedo estar tranquilo si estoy solo. Creo que no sentiré mayor placer que el que siento cuando me la sobo y qué creen que imagino, qué creen que hay en mi mente y qué creen que siento.

Hace tiempo conocí a una mujer con un cuerpo y una características que he soñado mucho tiempo, daría mucho para tenerla y no entiendo por qué no puedo, traté de contarle mi situación y le dije que no sabía lo que se siente y la nervia y la vergüenza no me dejó decirle que solo puedo sentir cuando estoy solo, o sea que soy un sobón. Eso hizo que se fuera creyéndome playo y en ese momento no supe qué hacer, qué decir, cómo explicarle y con esta reputación.

Si supiera cuánto quedé deseándola o si le importara, pero solo quería lo que había en mi billetera y la verdad no me importaba, yo solo quería tenerla pero mi billetera no da para mucho y no soy un chico malo, que es con lo que ellas quieren andar, después de haberle contado eso fue como escribirlo en la prensa, resulta que todo el mundo quiere que yo acepte que yo soy playo a la fuerza. Hasta en mi trabajo, en todos lados, como si yo me deseara una gran verga.

NO me siento en paz cada vez que oigo algún ignorante insinuándolo, siento un gran deseo de hacerles una maldad en la que alguien o alguna persona podría morir antes que yo, pero no quiero ni imaginarme a mi madre lamentando mi muerte y las consecuencias que puedan haber para la familia, menos me gustaría ir a prisión porque sería un infierno.

No lo merezco y sin contar el miedo que vivo sintiendo, pero no voy a poder aguantar a tanto inútil tratando de ofenderme, porque la mayoría está de acuerdo en que lo hagan.
Todo comenzó en mi barrio, los primeros en meterse conmigo fueron algunos miembros de la familia de los vecinos del frente de mi casa, consiguieron que casi todo el mundo me aborrezca, especialmente las mujeres por más que dije idioteces y amenazas no logré que no me pusieran por el suelo, disfrutaron hacerlo, lograron ganarme la partida que en ningún momento busqué jugar pero si hay venganza será mía. Creo que lo merecen por sapos, necios y lo que yo haga creo que lo haré con toda la razón.

Si les da la gana creerme, créanme y si no me creen me da igual, porque ya no hay nada que hacer, no creyeron en mi palabra, creyeron lo que querían creer, lo que cualquier ignorante diga o ese maldito embarcador. La palabra de uno solo contra muchos no vale nada, ¿qué me queda? Con esta cara, graves errores, graves consecuencias.

Una vez viaje con otra güila al pueblo donde me crié, la verdad es que yo iba con toda la intención de cogérmela y casi estoy seguro de que ella llevaba lo mismo en mente, pero yo tenía miedo de echarlo todo a perder y que me la fuera a quitar otro mae. Lo cierto es que no me atreví a nada, ni siquiera le hablé del tema y cuando volvimos se mostró enojada y se fue exactamente lo que quería evitar, como siempre, esa fue quizás la última vez que creí que iba a tener una perra que de verdad me gustara.

En este momento tengo 26 años recién cumplidos, siempre he dicho que vale la pena morir por la libertad, aunque no sé si tenga el valor y hace un tiempo vivo por la venganza y para la venganza para cumplir la ley de leyes, eso que está por encima de todas y que se le aplica a todo por igual, incluyendo mujeres: ojo por ojo, diente por diente.

Temo morir, pero ni todo el mundo en contra mía podrá quitarme lo hombre que soy, estos dos huevos y, lamentablemente, tampoco las ganas de una perra y es que como evitar desear algo que te sale enseñando las nalgas en cualquier lugar, tras eso abres el periódico y ahí están, enciendes la tele y ahí están, por último, cierro los ojos y siguen ahí. Es preferible la muerte pero no me iré sin venganza y si puedo hacerla tan grande como la ofensa, caerán muchos.

Algunos familiares de Socorro empezaron a poner a todo el mundo en contra mía, a buscar la forma de que todo el mundo se meta conmigo y uno de los primeros en acudir al llamado fue el tal Cristian... él llegaba al frente de mi casa a tratarme de playo a ofenderme descaradamente y yo no sabía quién era, no sabía ni cómo se llamaba. Pasó un tiempo y seguía con sus burlas junto con algunos vecinos, como si yo les debiera algo.

Perdí amigas, si es que tuve, perdí trabajos, perdí más cosas por esa razón, pero el problema con las demandas empezó cuando agredí a Cristian con un cuchillo. No quería hacerle algo grave, pero quería que me dejaran en paz. Luego llegó el día que, según yo, iba a hablar con un miembro de la familia de la tal Socorro, que me lanzaba indirectas insultantes, quise ser razonable, aunque estaba borracha, entonces me acerque donde estaba jugando naipe con tres sujetos más, me recosté a un carro que había ahí y lo golpeé suave para llamar la atención, pero resultó que el carro era del tata del tal Cristian, entonces de forma ofensiva, como tratándome de basura, me retó a que lo hiciera de nuevo, entonces hice de igual forma y se me tiró afuera a pelear.

La verdad no soy peleador, no me ha interesado mucho que digamos, menos qué me va a rendir estando borracho, pero no era con él, por lo que después le hice un rayón al carro.

Tal vez tuve la culpa esta vez, pero ahora todas sus sobrinas siguen humillando y también usan a sus hijos, que rondan entre unos tres a cinco años de edad para que me ofendan con los demás vecinos y todo el que quiera.

En el juicio, los que atestiguaron en mi contra afirmaron no saber por qué corté a cierto inútil y para que vean que son cualquier puño de ignorantes dijeron que no había amenazado porque para ellos mi palabra es insignificante y para acabar de hacerle mi defensora me recomendó visitar un psicólogo para que controle mis cóleras, como si no tuviera la razón de estar enojado y también me dijo que arreglara las cosas con los puños, como los hombres ¿será casualidad? Yo digo que un buen guerrero pelea con armas de frente y muere en batalla, pero siempre con la razón.

Después de hacer lo que tenga que hacer voy a tratar de llegar al Infiernillo a ver de qué están hechos ese montón de pendejos que se han metido conmigo, creyendo que no va a pasar nada, creyendo que yo me voy a ir a pura fama a pura hablada, como si fuera una perra. La meta es matar a los que sea posible o, al menos, uno después de barrer unos cuantos en la Calufa, aunque pierda la vida ahí, porque si se toca una es con todos.

Pero si no llego es porque tengo un enemigo más poderoso es la ley, esa misma que llaman si salgo de mi casa a responderles sus ofensas y cuando llega la ley dicen que yo empecé, que yo soy el problemático y muchos son testigos, hasta el pendejo de Cristian sigue ofendiendo junto con sus familiares atenidos a la ley y es que, verdaderamente, la ley es basura, va con la mayoría o el que hable más bonito y ni mencionemos el billete, se le podría comparar con una perra.

Las veces que ha llegado la ley a mi casa, no les interesa escuchar explicaciones, desde que llegan es con la mano en el cohete, amenazándome e impresionando, ese poco de perras y, una vez que se van, siguen ofendiendo con más ganas.

Qué ironía lo que es la vida, a casi todo el mundo le gusta jugar de malo, de asesino, etc. Y la verdad a mí no me interesa andar jugando de lo que no soy y al final voy a hacer yo el cerdo, el malo, el que me vale menos hasta que un violador. De nada me valió no ser mentiroso, de nada valió ser trabajador, de nada valió ser respetuoso, de nada valió ser bueno.

A los que me estimaron les pido que apadrinen a mi madre, porque ella no es la culpable de todo esto, no sé exactamente cuánto pudo durar la embarcada, lo que si sé es que fue un breve momento y fue suficiente para cagarse en toda mi vida, pero al final sirvió para ver lo falsa que es la gente, muchos decían estimarme. Las perras parecían que hasta se orinaban cuando me veían y les decían “yo he visto ese mae en el Infiernillo” y eso que no me conocían, ahora que los chiquitos malos o los narquitos dicen “a” todos los lavahuevos dicen “a”. De parte mía todos pueden comer mucha mierda, pero especialmente las perras.

Fueron los primeros seres en meterse conmigo y por último hasta la ley me tiene a monte cuando nunca había tenido problemas.

Si digo que soy playo nadie duda de mi palabra, si digo que no soy playo o si digo que me voy a echar unos cuantos entonces lo que hablo es pura paja, porque, según ellos, yo soy inferior y que conveniente para todos los muy hombres. Que así sea aunque pareciera que todo hombre esbelto es un pajarraco, con este se embarcaron, aunque no me cabe duda de que es mejor tener un cabro que vivir pagando caprichos de zorras inútiles, son una maldita porquería, solo ven con los oídos, ¿será eso mejor que irse por la vista?Esta carta tiene dos copias más, una la dejé para la familia, otra para la ley y una tercera no sé ni para quién, ojalá todos la vean para que no se pregunten por qué, ya que cuando algo así pasa, esa es la pregunta que todos se hacen, esta es mi respuesta”.

9 comentarios:

Sr. Sobrante dijo...

Que fuerte!!!, no hay palabras, para comentar este post, habría que estar en el lugar de Jhonny para saber por lo que el puede estar pasando...

Pero definitivamente...uno no puede hacer justicia...por uno mismo...creo que ahí le toca a otro meter mano...

Alvaro dijo...

Pucha, que serio está eso.La situación de ese mae es (o era) demasiado complicada. Pero quién era ese Johnny Rojas? Qué fue lo que hizo o que estuvo a punto de hacer?

Saludos,

GAlcidesS dijo...

WTF?

conejo gris dijo...

pobre johnny, que habra sido de el?

Yuriy Istochnikov dijo...

Por la grandísima... me dejó sin palabras ese mae.

Siempre ha pasado que hay gente que quiere dejarlo hecho mierda a uno. Yo en particular tengo a todo el brazo paterno de mi familia en contra mío, por eso puedo ponerme en los zapatos de esa persona.

Tengo que decir que en hace 7 años casi mato a una tía mía por tratarme de playo sin servirme de colchón. Desde entonces ella se calmó. Es cierto, no se puede emplear la fuerza todo el tiempo, pero la gente a veces solo entiende de esa forma.

A otro mae que en cierta ocasión me dijo que me declarara playo a la fuerza, le fue feo, no porque lo haya golpeado (de hecho cuesta mucho que me saquen todas las letras del apellido), sino porque le dije más o menos: "Estoy pensando en hacerlo, pero no lo hago porque fijo ud se me declara y me pide que me lo tire y sinceramente yo padezco de asco". Se tuvo que meter muy hondo la lengua en el orto por tratar de denigrar a otra persona.

Don Johnny, mi consejo: como la vara -a como ud la pone- está más fea que pegarle a la mama el día de la madre, di lo mejor que puede hacer es ir a hacer vida en otro lado. Lejos de quien quiera molestarlo. Quizá sus adorables vecinos dirán "ganamos! lo jodimos!", pero la verdad quien gana es usted: paz y tranquilidad.

Lo que sí le voy a decir es una cosa: TODO SE PAGA EN ESTA VIDA. Si sus vecinos emplean a sus hijos para insultarlo, no sería de extrañar que alguno de ellos le salga bien playo y encima con alguna otra horrenda cosa encima... así es la divina providencia. Se lo puedo decir por experiencia propia: la hija de la tía con la que me agarré cuando tenía 15 años... bueno, imagínense lo que podrá haber pasado.

andrés dijo...

Que impresionante el viaje que puede toar una persona, llegar a confundirse de esta manera y no pedir ayuda de la forma correcta o sencillamente no buscaral donde debio... La desiciones que tomamos en la vida nos pueden llevar por caminos correcto u oscuros, en este caso... este men se perdio fuertemente.

Sorprendente y triste.

Malamala dijo...

Que dificil situación la de este pobre individuo, pero esta demas decir que aún así eso no le daba derecho de violentar la vida de otras personas. Ahora, que la señora (que en paz descanse) se lo merecia por metiche, vieja de patio ect, pues no se, talvez un escarmiento de otro tipo si, pero perder la vida no. Lo que si me llamó la atención fue -"ojalá todos la vean para que no se pregunten por qué, ya que cuando algo así pasa, esa es la pregunta que todos se hacen, esta es mi respuesta”.

Muchas veces me he preguntado cuando lea las noticias, por que alguien actua de formas tan extrañas y dificiles de comprender.

Yuriy Istochnikov dijo...

Algo que se me olvidó decir... ese mae debió habier ido donde un psicólogo a desahogar sus penas...

Anónimo dijo...

"Now that the smoke´s gone
and the air is all clear
those who were right there
got a new kind of fear
you´d fight and you were right
but they were just too strong...
that´s why I say: hey man nice shot,
what a good shot man!"
Filter