domingo, abril 26, 2009

Muere Saramago.


“Morí” en la noche del 22 de diciembre de 2007, a las cuatro horas de la madrugada, para “resucitar” solo nueve horas después. Un colapso orgánico total, un paro de las funciones del cuerpo, me llevaron al último umbral de la vida, ahí donde ya es demasiado tarde para despedidas. No recuerdo nada. Pilar estaba allí, estaba también María, mi cuñada, una y otra delante de un cuerpo inerte, abandonado de todas las fuerzas y donde el espíritu parecía haberse ausentado, que más tenía ya de irremediable cadáver que de ser viviente. Son ellas quienes me cuentan hoy lo que fueran aquellas horas. Ana, mi nieta, llegó en la tarde del mismo día, Violante al siguiente. El padre y abuelo todavía era como la pálida llama de una vela que amenazaba extinguirse con el soplo de su propia respiración. Supe después que mi cuerpo sería expuesto en la biblioteca, rodeado de libros y, digámoslo así, otras flores. Escapé. Un año de recuperación, lenta, lentísima como me avisaron los médicos que tendría que ser, me devolvió la salud, la energía, la agilidad de pensamiento, me devolvió también ese remedio universal que es el trabajo. En dirección, no a la muerte, sino a la vida, hice mi propio “Viaje del elefante”, y aquí estoy. Para servirles.


Por José Saramago. Tomado de su blog.


3 comentarios:

gartuz dijo...

No he tenido tiempo de leer de él más que La Caverna, Poemas Posibles, La Flor más grande del mundo, un poco de Cadernos de Lanzarote y algo sobre ciegos (no recuerdo el nombre) debido a que hay muchos libros que leer y no dispongo de tanta vida.

Tengo que decir que no es de mis favoritos a pesar de ser un gran intelectual y el único defecto que le veo es que es Ateo (no por la religión en si, sino porque una persona como él creo que debería ser agnóstico antes que Ateo).

Si no se ha muerto aún probablemente este escribiendo un libro.

Antonio Ruiz Bonilla. dijo...

Ojalá otros grandes genios hubiesen tenido una segunda oportunidad.
Un saludo

Antonio Chamu dijo...

El blog de Saramago, que se lo habia recomendado al buen Amorexia hace tiempo, es muy interesante.
Es una mezcla de vida personal, pensamiento libre y crítica política de un calibre bastante caustico.
Es otra faseta para los seguidores de este escritor, la cara del pensador más allá del escritor.

Se actualiza dos o tres veces por semana asi que es bastante entretenido.