martes, octubre 07, 2008

Con razón estoy cansado desde el 1 de enero!


SÍNDROME DE AGOTAMIENTO LABORAL

Lic. Marielos HernándezPsicóloga
A estas alturas del año, es común que muchas personas sientan múltiples síntomas que no saben muy bien a qué se deben pero que generan una fuerte sensación de fatiga y desgano.

El síndrome de agotamiento laboral conocido también como burn out, se refiere a síntomas físicos y emocionales que se asocian a una fuerte carga laboral o al tipo particular de labor que se realiza.
Inicialmente se hicieron estudios pensados principalmente en profesionales que laboran en salud y que se relacionaban con temas tan fuertes como los casos asistidos en servicios de urgencias, atención a pacientes en estado avanzado de una enfermedad, entre otros ejemplos.
Sin embargo, podemos comprender muchas conductas que observamos en personas que trabajan en educación, finanzas, entre muchas otras profesiones y oficios, que sufren de este síndrome.
Realizar labores de forma continua, sin vacaciones o con recesos de muy poca calidad, una excesiva carga de trabajo y una alta exigencia en cuanto a los resultados esperados, van sumando efectos contraproducentes en la salud de la persona.

Algunos indicadores que podemos observar son: irritabilidad, cambios frecuentes en el humor, dificultades para trabajar en equipo, poca tolerancia a los cambios, depresión. También se pueden presentar síntomas físicos como dolores de cabeza, malestares gastrointestinales, contracturas musculares, entre otros.

Es frecuente que observemos una seria dificultad para comunicarse con los demás y que incluso la misma persona asocie equívocamente su agotamiento con ineficiencia, cayendo en un silencio respecto a lo que le sucede, a la espera de que todo se vaya calmando sin ejercer directamente una acción.
Estos cambios físicos y anímicos tienden a repercutir en las relaciones de pareja y familia, siendo detonantes hasta de divorcios, separaciones e ingesta de altas dosis de medicamentos que buscan para paliar el malestar.

Muchas personas caen en conductas autodestructivas a nivel de su alimentación inadecuada, uso indiscriminado de fármacos, uso de drogas o alcohol, pensando que esto ayudará a apaciguar su desazón.
Es importante identificar tempranamente aquellos ambientes que generan una alta cuota de estrés y buscar opciones para modificarlos, o tomar la difícil decisión de dejar atrás dichas labores para buscar otras que nos brinden mayor calidad de vida.

Apuntar a que mucho dinero sea el único beneficio de una labor muy estresante, es desvalorizar áreas tan importantes y definitorias como nuestra salud y la de nuestros seres queridos. El trabajo debería ser también una forma de realización y no sólo un medio de lograr estabilidad económica. Si percibimos que hay un desequilibrio que está siendo poco beneficioso, será mejor atender esto y no prorrogar la búsqueda de ayuda si se requiere.

Voy a pedir 3 años de vacaciones con posibe prórroga

7 comentarios:

Fallitas dijo...

Agarre su acumulado de vacaciones y gástese un día a la vez cada semana. Pida los próximos 8 viernes de vacaciones y tenga fines de semana largos por 2 meses.
Yo lo hice una vez, y era la envidia de toda la oficina, jeje.

Terox dijo...

Me pregunto si ese síndrome se presenta en iguales proporciones en el sector público que en el privado...

Lo cierto es que uno debe saber soltar estrés de vez en cuando, ojalá en forma semanal, y dejar los clavos del brete EN EL BRETE. Ese es el secreto de la vara...

andrés dijo...

yo lo he sentido, en publicidad y diseño el ritmo es muy pesado y no es trabajo mecanico por lo genral hay que trabajar ideas desde cero, generar conceptos, imganes, mensaje. Llega un punto en el que uno ya no sabe que decir o poner en el que se agota, en el que no se puede aterrizar el trabajo y termina siendo un tedio.

En un blog lei hace tiempo que uno debe trabajar por ratos en diferentes proyectos y cuando las cosas estan saliendo bien, para un proyecto y pasarse a otro, dejarlos en stand by cuando las cosas estan saliendo bien de esa manera uno queda con una sensacion de satisfaccion y cuando tiene que retomarlo no esta ese estres o preocupacion de q las cosas no estan saliendo.

No se trata de ser vago y dear las cosas botadas si no de "manipular" la actitud que uno tiene ante un proyecto y tratar de estar positivos ante el trabajo.

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°* dijo...

Fallitas: algunos no tenemos "acumulados de vacaciones" y solo podemos disfrutarlas en Semana Santa y en Diciembre.

A veces he pensado que tener esos 2 periodos de vacaciones tan cercanas una de la otra (3 o 4 meses de diferencia) no ayuda mucho.
Tal vez si pasaran las vaciones de semana Santa para mediados de año, ayude en algo, por que si, a estas alturas, con los cierres fiscales y toda la cosa, ya el cuerpo le resiente tanto trabajo. Y peor aun que, al menos en este año, no queda un dia feriado para descansarlo

Saludos

Amorexia. dijo...

Y no será que puedo trabajar desde mi casa y ya?! =)

Amorexia. dijo...

Ya en serio, que buen post.

Akira dijo...

Interesante articulo... y que hay con los que estudiamos y trabajamos?