viernes, septiembre 25, 2009

El Tico: Analfabeta que sabe leer.

El alfabeto es un instrumento, no un fin en sí mismo. Resta saber para qué se usa. ¿De qué nos sirve leer si lo único que consumimos son porquerías? No nos dejemos engañar por nuestros altos índices de alfabetización. Estamos fallando en la parte más significativa de la cultura: esa que viene después del A, B, C. La vida entera no nos va a alcanzar para leer todo lo grande y bello que ha sido escrito en el mundo, ¿por qué desperdiciarla entonces leyendo mentecateces, literatura de ínfimo valor nutricio para el intelecto?
En Costa Rica la lectura es básicamente una crisis. Más grave que la del petróleo y la de la economía mundial. Más grave, sí, porque es desde la ignorancia que abordamos los grandes problemas de la modernidad, y sin lectura nuestra comprensión de ellos será siempre precaria.
Desnutrición espiritual.
¿Qué se lee en Costa Rica? Cuatro cosas.
Primera: libros de autoayuda, psicología popular llena de facilonguerías: Supérate a ti mismo , El valor del pensamiento positivo , Aprende a amar … e incontables cursilerías de ese jaez.
Segunda: pandemias literarias como Harry Potter o el ya por fin pasado de moda Código da Vinci . Productos de consumo, manufacturados y sensacionalmente bien distribuidos por todo un engranaje mercadotécnico que opera de consuno con Hollywood y su mundo de ficción barata.
Tercera: resúmenes de hitos literarios canónicos que los muchachos, en su desesperación por sacar el bachillerato, adquieren, creyéndose así eximidos de leer las obras en su integridad (los resúmenes solo tienen valor –y muy grande – una vez que se han asimilado los clásicos en su integridad: leer Hamlet resumido es como creer haber cenado con solo aprenderse de memoria el menú).
Cuarta: las mercachiflerías de Pablo Coelho, con su filosofía light de la vida, sus lugares comunes poéticos y su impotencia manifiesta para escribir –cosa que a todas luces intenta– alegorías como El principito (Saint-Éxupery) o La luna nueva (Tagore).
Y esa es nuestra dieta literaria. Avitaminosis del espíritu. Desnutrición espiritual. Somos analfabetos: entendámoslo de una vez.

Un día de estos una amiga llegó a una bien conocida librería nacional a buscar la Estética de Hegel. Después de inútiles pesquisas, le pidió ayuda a la dependiente. “¿Que si tenemos la Estética de Hegel? Por supuesto, acompáñeme”. ¡Y la llevó a la sección de cosmetología! El pobre Hegel, el hombre de La fenomenología del espíritu –uno de los más importantes textos filosóficos de todos los tiempos– al lado de Cómo combatir la celulitis , Piel tersa para toda la vida , El secreto de la eterna juventud y Senos y nalgas: tratado silicónico y colagénic o. Y fue así como mi amiga tuvo que renunciar a adquirir un libro filosófico, que en cualquier país medianamente civilizado es miembro de honor de toda librería que se respete.

¿Dije filosofía? ¡Pero si es que Costa Rica es un erial filosófico! A duras penas logra uno encontrar los Diálogos platónicos, por poner el ejemplo más clásico que sea dable concebir. Somos un país a-filosófico. Para comprar a Kant, Kierkegaard o Bergson, hay que hacerlos pasar clandestinamente, a través de barreras aduaneras, y ello burlando la vigilancia de aquellos que tienen interés en mantenernos aborregados.

De todas las ramas del saber humano, la filosofía es por mucho la más menesterosa en Costa Rica. Conocimiento esotérico, ritualizado y críptico, únicamente reservado para las castas sacras.
Y luego ese irrespeto de las colecciones de “biografías de hombres y mujeres célebres”: ¡poner a Shakespeare al lado de la Princesa Diana, a la Madre Teresa en el mismo vecindario de Madona, a Beethoven en la compañía de Michael Jackson! Ahí tienen, amigos, los resultados de la “abolición de las jerarquías estéticas”, de “la superación de los obsoletos cánones de occidente”, del irresponsable “revisionismo histórico” de una buena parte de los pensadores de la posmodernidad (¿tendré que añadir que no todos, siendo muchos a los que respeto y admiro? Sí: es necesario aclararlo, el “algunos” no basta para que los lectores presurosos caigan en conclusiones). Desprecio.
Por último, el desdén manifiesto por los autores nacionales: ¿que los libros de nuestros poetas –sobre todo ellos– novelistas y dramaturgos no venden como Harry Potter contra los monstruos galácticos (o alguna otra sandez para el efecto)? Quizás, pero entonces no llamen ustedes a sus negocios “librerías”: llámenlas “expendios de libros”, “supermercados literarios” “pulperías del pensamiento” o alguna otra cosa de ese tenor.
Los periódicos franceses publicaron hace algunos años –con alarma– el resultado de una encuesta realizada por el Ministerio de Educación: “Uno de cada cinco franceses no lee”.
En nuestro país la encuesta rezaría: “Diez de cada cinco ticos no leen”. San José tiene cuatro librerías que honran la tradición de la gran literatura: la Librería Universitaria (¡gracias, don Fernando Durán!), Nueva Década, la Librería Francesa y una más cuyo nombre en este momento me escapa (¡perdón!)
La cosa es devastadoramente simple: Costa Rica no progresará intelectualmente en tanto haya más cantinas que bibliotecas y librerías.


Jacques Sagot.

22 comentarios:

Anónimo dijo...

Para muestra un botón. Si uno no lee las pedanterías filosóficas que tanto disfruta el prepotente de Sagot, entonces es un desletrado... Este tipo lleva tiempo intentando establecer como oficial lo que el considera un estandar de intelectual, demasiada paja en tan pocas letras...

edivimo dijo...

La fenomenología de Hegel es demasiado denso, eso me dijo el profesor de flosofía en la U, ¡porque no lo he leído!
La literatura que Sagot menciona puede que no esté al alcance o interés de todos, los diálogos de Platón son increíblemente aburridos, son libros escritos para otras épocas en que uno tenía todo el tiempo del mundo para leer, un mundo que avanzaba por estaciones y no por segundos como la sociedad actual. Aún así tengo que quejarme como Sagot, yo no encuentro literatura de ciencia ficción en las librerías costarricenses.

seasmae dijo...

Aun así yo le doy la razón, a la gente no le gusta leer y muchos de los que leen, leen cualquier cosa.

En Cartago centro había una sola librería, pusieron LibroMax y la terminaron cerrando!!! Adivinen porqué?

Luigihope dijo...

Concuerdo con lo anteriormente descrito por anonimo y edivimo. Es que para Sagot, uno no es intelectual si no lee los textos mas oscuros y tratados mas extraños de la filosofia, eso es ser un clasista.
Pareciera que piensa que por que un pais entero lea a Hegel, KAPUM! el nivel intelectual sube, que simplismo, si 4 millones de personas lee esos libros, lo que el parece ignorar o se hace el maje, es que alrededor de 3.99 millones, no va a tener una puta de idea de que trataba y no por ser tontos, sino por lo irrelevante que les resulta el libro a sus vidas.
Puede criticar todo lo que quiera a Coelho (como muchos Iluminados) que lo siguen calificando light y simplista, al parecer lo que les duele a estos ultimos es que el puede comunicar fluidamente un mensaje con las mayorias, y para los iluminados, eso no es bueno.No se por que parece que es malo que el comunique cosas que son relevantes a todos, pero en fin, al parecer es "mejor" intelectualmente leer algo que no voy a entender y que no se aplica a mi sencilla vida.
Para estos intelectuales tienen que haber libros mas dificiles de entender, que requieren mas preparacion, años de estudio, para poder sentirse superiores a el pueblo. De eso tambien habla Coelho, que las mejores cosas del mundo deben ser faciles de entender por todos y no solo por un grupo minusculo.A los que no le gusta que a las mayorías les guste, que se apreten un burro. A mi me gustan!

GAlcidesS dijo...

"es como creer haber cenado con solo aprenderse de memoria el menú" excelente frase.

Y lo mejor, hay algunos que consideran a Arjona, un poeta...

Terox dijo...

Pobre Sagot, tener que vivir en este país tan desagradablemente iletrado.

Cierto que hay deficiencias importantes en el sistema educativo del país, pero antes que la lectura de "densos" libros de filosofía, habría que pretender extender la base cultural y educativa de cada persona en forma más amplia y generalizada, y que cada quién a partir de esa base escoja por donde quiere seguir o no seguir creciendo.

Terox dijo...

Por cierto, Amorexia, ¿Ud que opina?

¿Ya se leyó la Estética de Hegel o estás esperando el resumen de Ángel Rafael?

Amorexia. dijo...

hegel es de mis lecturas favoritas, aunque si debo admitir que es un poco profundo.

Yo estoy de acuerdo con Sagot pero no al punto máximo de que la gente debe cambiar de golpe a Coelho por Borgues, la verdad si algo se le debe agradecer a la literatura ligth es que la gente al menos lea, ya es un logro.

Hay literatura para todos los gustos, pero si critico y rechazo la que genera lectores a partir de la mercadotecnia y no por su calidad, la literatura al igual que la música se ha prostituido en ese sentido.

par los comentarios de arriba, les cuento en que coincido en que Platón es aburrido, el mismo Confusio (el de la teoría de la confusión dijo aquella babosa de el concurso de belleza) pero hay otros filosofos mas modernos con teorias mas interesantes y un ritmo de escritura distinto, como ya dije, para todo hay.

Arjona Poeta? alguién conoce a los poetas nacionales mario Picado y Julian Marchena?

Aplaudo iniciativas como los libritos estos de grupo nación de ¢300.00 ponen las grandes obras al alcance de todos, por que parte de el problema también es que el arte y la cultura son elitistas; mientras consigues a daddy Jankie en ¢1.000.00 en el Boulevar, un buen libro, digase Rayuela de Julio Cortazar no baja de ¢15.000.00 u ¢9.000.00 (si lo consigues de segunda en el Erial)

Y por ahi va la cosa, no aspiremos como Sagot tampoco a ser un pueblo erudito, pero no nos conformemos con esta insoportable levedad de el ser, como diria Kundera.

P.D. nunca he leido un resumen de un libro, nunca me deje aplacar por el desánimo y pereza que el maltrecho sistema educativo de este país le imprime al leer un buen libro con análisis y babosadas que crean anticuerpos hacia la lectura en las personas.

=P

Terox dijo...

Diay sí, mae, todo tiene su medida.

Es que el artículo de Sagot me suena como a alguien hablando de lo monótona e insulza que es la decoración imperante en un precario...

el culé dijo...

Aunque me cae mal Sagot y como a la mayoría le parece clasista y altanera su posición de iluminado de la patria, lo que escribe no deja de ser verdad en parte.

La gente en tiquicia lee lo que leen las masas y si compran un libro (en caso de que no compren a "Dadi Yanqui" a rojo) van directo a Dan Brown y noseque Chopra sin ni siquiera tomarse la molestia de leer la sinopsis detrás del librito. Leen como robots lo que está de moda.

No es que todos tengamos que leer Hegel y Kant para saber leer, pero por lo menos informarnos más y tener un poquito de criterio para disfrutar más la lectura.

andresf1984 dijo...

El problema, como le decía a un amigo que me envió este artículo, es que este señor no sabe distinguir entre lectura educativa y lectura de entretenimiento. Cada cual cumple con su función y como en todo género habrá ejemplares buenos y malos. El problema es enfocarse solamente en uno de los dos (típico la gente que cree que Coelho es el mejor autor del mundo).

Bueno sí lo admito, lo que quiero justificar es que me he leído todos los siete libros de Harry Potter, y qué???? Son buenos!!!!

jajajaja

edivimo dijo...

Lo importante es leer lo más posible, así uno desarrolla un gusto hacia cierto nicho de literatura. Además nadie se puede consagrar como autoridad para decidir que literatura es buena o mala, si no lo creen así, vean esta tira cómica

Alvaro dijo...

Hace un rato leí ese artículo. Y aunque respeto el criterio del señor Sagot, no lo comparto del todo. Es obvio que sus opiniones al respecto son muy subjetivas. Estoy de acuerdo con que la afición a la lectura es algo que se está perdiendo en aras de otras cosas idiotozantes.

Pero no comparto el criterio de este señor de considerar ciertos libros como mercachiflerías o pandemias literarias. Es cierto que esos libros son muy comerciales y son, en algunos casos, la mina de oro de sus creadores y en especial de sus casas editoriales. Pero creo que lo importante es la afición a la lectura en sí, sin importar la naturaleza del material literario; esto último es un asunto muy personal porque los gustos personales son muy diversos.

Saludos,

Pioresnada dijo...

Pues lleva mucha razón cuando dice que mucha gente pierde tiempo leyendo basuras de autoayuda, superación, etc. Cochinadas como "El Secreto" ¿Qué de nuevo hay en que le digan a alguien que para lograr algo primero tiene que tener la convicción de hacerlo? ¿Para eso hay que leer un libro? Pobre mentalidad !!!!

Malacanalla dijo...

En algo le doy la razón: Costa Rica no progresará intelectualmente en tanto haya más cantinas que bibliotecas y librerías.

Pero su altanería le resta significado a sus palabras. Literatuta light? Y?. Por que restarle meritos a la intención?.

Como dijo Luigihope: al parecer es "mejor" intelectualmente leer algo que no voy a entender y que no se aplica a mi sencilla vida.

Nuestro sistema educativo nos no enseña a amar la lectura, las librerias la fomentan lpero en aquellos que puedan pagarla, simple.

Mario_ergosum dijo...

Comparto un poco lo que dice el artículo, pero quitándole la arrogancia y pedantería que se aspira en las letras.

Considero que el primer paso es lograr que la gente lea, y luego de ahí proponer lecturas de diverso estilo.

Personalmente me declaro adicto a la lectura, y he leído de todo un poco: desde Platón, Hegel, Kant y Marx (por mi estudio de filosofía), pasando por Cortázar, García Márquez, hasta Coelho.

Lo que sí es una realidad es que es necesario lograr que en Costa Rica se aprecie más la lectura, que haya menos cantinas y más lugares de crecimiento intelectual.

Saludos...

Luigihope dijo...

Se pierde tiempo en muchas cosas y la gente puede escoger en que lo pierde, no seamos tan jactados de decir que no se debe perder el tiempo leyendo a o b, cada cosa tiene su valor y cada uno se lo da (Yo pierdo tiempo leyendo Bleach y Naruto todas las semanas!!!).
No digo que Coelho sea el mejor autor de la historia pero de que inspira a millones lo hace, y me pongo como ejemplo, no digo que uno ocupa que le digan todo lo que tiene que hacer en la vida, pero una mano a veces ayuda, en mi caso fue con el alquimista que me decidi a cumplir ciertos sueños que tenia por ahi empolvados y a los que les daba largas, ahora, eso me hace un inculto o un analfabeta que sabe leer? Que guevos de Sagot los de decir eso.
Me pregunto que tanto te inspira a actuar un libro de filosofia de esos que mencionan...por favor.

Existe gente que me imagino siente satisfaccion de leer los grandes clasicos, hay otros que tal vez pensamos que los disfrutaremos mas en otro momento de nuestras vidas, cuando hallamos aprendido mas de esta vida y tengamos mas experiencia.

Lo otro, no se que tiene de malo que un mae venda muchisimas copias y se haga millonario con sus libros, que sera, que entre menos venda y menos publicitado sea es sinonimo de ser mas intelectual(no sera mas bien sinonimo de lo contrario!)

Otro punto que no se ha tocado es que no todo el mundo tiene el tiempo ni la facilidad de sentarse a leer un buen libro en su casita, a muchos se les olvida que no todos tienen internet ni les sobra la plata para comprarse un libro de 10000 colones todos los meses, muchos tienen otras prioridades que no incluyen sentirse superior con leer los densos libros mencionados y si tienen la fortuna de que les sobre un poquito de plata prefieren gastarla en algun librito que les guste o les llame la atencion o que tal vez algun amigo le recomendo y lo siento pero no veo a nadie diciendome: "Mae Luigi, lease a Hegel, vieras que chuzo de libro!". Me parece de muy mal gusto pretender que la mayoria deberia de buscar esa literatura y que de lo contrario tacharlos de analfabetas.

P. Vargas dijo...

Quiero decir que lo unico que hizo que dijera que este articulo no me hizo perder el tiempo fue la frase

"Costa Rica no progresará intelectualmente en tanto haya más cantinas que bibliotecas y librerías."

Y no es que desprecie el intento de hacer más culto nuestro día, pero se siente un aire de superioridad filosofica en cada esquina de este post que el efecto conseguido es el contrario al predispuesto.

Literatura Light? Quien establece esos canones? Acaso olvidamos que todo es cuestion de gusto y que cada quien puede leer lo que se le antoje -donde queda entonces la libertad- sin ser criticado

Y aclaro, ni me gusta Arjona, Coelho, o Dan Brown pero tampoco en mi vida me leido a ese tan famoso Hegel o Sagot, sin embargo criticar a quien los lee, es caer en el mismo error que señalan...

Aplaudo el ejemplo de superación, pero cual es el chiste de jugar de intelectual? Que se gana con desprestigiar a los demás? Para que caer en el mismo error de critican?

Saludos!

Terox dijo...

Y por cierto, ¿alguien sabe cual es la razón (bibliotecas + librerías)/cantinas, en Francia, por poner un ejemplo?

Anónimo dijo...

A Luigihope: A Ud. lo inspiró Coelho decís... Vaya, ¡qué vida más miserable y pobre debe llevar!

Antonio Chamu dijo...

La literatura Ligh es la punta de la aguja a la hora de introducir el mundo de las letras en nuestras vidas, a mayor profundidad de la aguja mayor profunidad de la lectura.
No menosprecio la literatura "light" (no sé que canones debe tener para ser llamada asi).
Leia el otro dia que en Francia el 20% de la población no leia del todo, no por analfabetismo, por el contrario sabian leer y escribir bien, sino por que no leian del todo por que no les apetecia tomar un libro en sus manos ni periodicos.
Después de leer eso, agradecí, por primera vez, la existencia de la Teja y de La Extra.

Luigihope dijo...

Al anonimo....que patetico mae. No se si reirme o que.
Pues si, me imagino que visto desde algun enfermizo punto de vista efectivamente llevo una vida miserable y pobre.
Mae, por que no me ilumina con la literatura que usted acostumbra, tal vez asi aprendamos todos algo de su completa y rica vida.