lunes, mayo 25, 2009

El extraño caso del hombre de piedra.

Se llama Carlos Olea tiene 44 años, dice sentir "algo por dentro, como si los nervios se estuvieran poniendo duros" y es conocido en Chile como "el hombre de piedra".

Este chileno padece desde su nacimiento fibrodisplasia osificante progresiva, una rara patología genética que ha destruido sus músculos y sus articulaciones, por lo que su movilidad es casi nula.
El paciente vive junto a sus padres en el campo, y cada día sacan su rígido cuerpo a la puerta de la casa y lo atan con una ancha correa de cuero a la pared para que pueda observar el paisaje.
Suele comer gracias a un sistema de palillos y su único placer es el tabaco. A pesar de que sólo logra mover mínimamente algunos dedos de sus pies y manos, puede fumar si le colocan un cigarro en la punta de una larga varilla que tiene una abertura en un extremo.Por el momento su enfermedad no tiene cura y generalmente sus portadores no tienen descendencia. "Ninguna mujer me va a querer" dice preocupado Carlos.
El problema de esta patología que comienza a desarrollarse durante la infancia es que provoca que músculos, tendones y todo tejido blando esté sujeto a un proceso llamado miositus osificante, en términos más simples, estos se convierten en hueso.

[+/-] Seguir leyendo...

Los síntomas de las personas que padecen de este terrible mal comienzan a aparecer en los primeros 20 años de vida, y comienza a presentarse en rigidez en cuello, hombros y ya, cuando es más avanzado se desarrolla en la espalda, brazos y piernas.
Se estima que esta enfermedad tan sólo afecta a unas 3 mil personas en todo el planeta y lamentablemente por el momento no existe un tratamiento para este mal, por lo que ahora, tan sólo existen medicamentos que sirven para calmar el dolor y la inflamación que provoca el FOP.
Uno de los casos más impactantes de este mal y que ha dado la vuelta al mundo es el de Harry Raymon Eastlack Jr, un hombre originario de Filadelfia, Estados Unidos y cuyo cuerpo debido a la enfermedad terminó completamente rígido, pudiendo mover solo sus labios.
Fue tal el impacto de su caso, que los científicos de los años 70 de inmediato prestaron atención a este extraño mal, incluso Harry, antes de morir declaró que quería dona su cuerpo con el fin de que los médicos pudieses investigarlo, para poder llegar a alguna cura. Incluso su esqueleto se encuentra actualmente preservado en el Museo Mutter, ubicado en el Colegio de Medicina de Filadelfia y gracias a él se han descubierto algunos detalles sobre la enfermedad, no así, alguna cura.
En el caso de Carlos, Harry y muchos otros que padecen este mal; este nos recuerda la actitud que muchos de nosotros tomamos para los demás, de una forma voluntaria, y que nos convierte en hombres de piedra por elección; el ser humano como animal social, no puede ser apático, o esta lo volverá una estátua, incapaz de sentir, de correr, de abrazar, de amar, y por tanto; imposible de amar.

Carlos esta atado a este mundo sintiendo como en su interior se endurece todo e impotente no puede mas que mirar, algunos otros tan solo lo decidimos, y nuestro paso por el mundo se vuelve efímero a pesar de cualquier otro logro material que alcancemos, por que fuimos incapaces de amar a los demás, de pensar como manada, de abrazar y besar por que éramos de piedra.

Eres tú un hombre o una mujer de piedra?

8 comentarios:

GAlcidesS dijo...

Justo en Discovery viene algo del hombre árbol, casualidad?

Conochesanjosedenoche.com dijo...

Eso es Vida??
Yo preferiria morirme, auque sea pecado..

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°* dijo...

Dios mio, que terrible!!!

No podría imaginarme no poder abrazar a mis seres queridos.

Cuantas veces hemos endurecido el corazon, por odio, por orgullo, por tantas cosas.
El no tiene opción... pero nosotros podemos decidir entre la piedra y un corazón de carne

Saluditos

Anti-CAPS dijo...

Que buen post!!! me gusta conejitos alejado de pleitos infructuosos de política sucia, o de chismes faranduleros, habrán bajado las visitas, inversamente proporcional a la subida de calidad.

Muy buen post amorexia, hace un par de post tuyos vienen muy bien.

Saludos conejillos.

andrés dijo...

Que vara mas impresionante!!... es como estar muerto en vida, que terrible...

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

En verdad que hay personas que tienen un vida durísima y su cuerpo se vuelve como un tormento y una cárcel mientras tienen vida.

Que difícil estas situaciones y no solo eso, el trabajo que conlleve cuidar a una persona así, es todo un suplicio para los familiares, que por mas amor llegan a un agotamiento físico y mental.

A veces el morir es ganancia y como dice los cristianos y el morir en Cristo es ganancia.
Saludos

Ree! dijo...

Mae es impactante!!

dolor de muelas dijo...

Eso es morir en Vida... terrible...