sábado, mayo 23, 2009

El verdadero Ché


... Una de las grandes sorpresas para el público sería descubrir que el Che fue asesinado a petición de la Unión Soviética. Cuando fue capturado por el Ejército boliviano, Castro podría haber liberado al Che previo pago de un rescate; los soviéticos sugirieron lo contrario al considerar que el Che estaba fuera de control. Entonces el Che creía de verdad en la revolución: los «apparatchiks» no podían soportarlo más...

GUY SORMAN
Domingo, 08-03-09

La historia de Hollywood es a menudo disparatada, pero los directores de cine normalmente tienen el buen juicio de no encubrir a los asesinos y a los sádicos. Sin embargo, la nueva película de Steven Soderbergh sobre Che Guevara hace eso y más.
Che, el revolucionario romántico, tal como lo representa Benicio del Toro en la película de Soderbergh, nunca existió. Ese héroe de izquierdas, con su peinado y su barba hippies, una imagen hoy simbólica que se prodiga en camisetas y tazas en todo el mundo, es un mito inventado por los propagandistas de Fidel Castro, algo así como un cruce entre Don Quijote y Robin Hood.

Como esos cuentos chinos, el mito de Fidel sobre el Che tiene poco que ver con los hechos históricos, pero la historia real es mucho más siniestra. Un Robin Hood probablemente maltrataría a los ricos y, para cubrirse las espaldas, daría parte de su botín a los pobres. En la España medieval, los caballeros como Don Quijote probablemente recorrerían el campo limpiándolo no de dragones, sino de los pocos musulmanes que quedaban en el país.

Lo mismo sucede con el legendario Che. Ningún adolescente enfadado con el mundo o con sus padres parece capaz de resistirse a la seductora imagen del Che. Llevar una camiseta del Che es la forma más explícita y barata para pretender que uno está en el lado correcto de la Historia.

[+/-] Seguir leyendo...

Lo que funciona con los adolescentes también parece funcionar con los directores de cine eternamente jóvenes. En los años sesenta, el look Che, con barba y boina, era como mínimo una simplista declaración política. Hoy en día, es poco más que un accesorio de moda que inspira una superproducción de Hollywood de gran presupuesto. ¿Qué será lo siguiente, parques temáticos sobre el Che?
Pero una vez existió un Che Guevara de verdad: es menos conocido que el títere de ficción que ha sustituido a la realidad. El verdadero Che era un personaje más significativo que su clon ficticio, porque era la encarnación de lo que la revolución y el marxismo realmente significaban en el siglo XX.
El Che no era un humanista. Ningún comunista, de hecho, tuvo nunca valores humanistas. Karl Marx desde luego tampoco lo era. Fieles al profeta fundador de su movimiento, Stalin, Mao, Castro y el Che no tenían respeto por la vida. Era preciso derramar sangre si se iba a bautizar un nuevo mundo. Cuando fue criticado por uno de sus primeros compañeros por la muerte de millones de personas durante la revolución china, Mao señaló que innumerables chinos morían cada día, así que, ¿qué importancia tenía?

Del mismo modo, el Che podía matar encogiéndose de hombros. Tras haber estudiado medicina en Argentina, no eligió salvar vidas, sino acabar con ellas. Después de llegar al poder, el Che ajustició a quinientos «enemigos» de la revolución sin juicio y sin mucho criterio.

Castro, que tampoco es un humanista, hizo lo que pudo para neutralizar a Guevara nombrándolo Ministro de Industria. Como cabía esperar, el Che aplicó políticas soviéticas a los cubanos: la agricultura fue destruida y las fábricas fantasmas salpicaban el paisaje. No le preocupaban ni la economía de Cuba ni su pueblo: su intención era continuar la revolución por la revolución, como el arte por el arte.
De hecho, sin su ideología, el Che no habría sido nada más que otro asesino en serie. Los eslóganes ideológicos le permitieron matar a más personas de lo que cualquier asesino en serie podría imaginar, y en nombre de la justicia. Hace cinco siglos, el Che probablemente habría sido uno de esos clérigos/soldados que exterminaban a los nativos latinoamericanos en nombre de Dios. En nombre de la historia, el Che también consideró el asesinato como una herramienta necesaria de una noble causa.

Pero supongamos que juzgamos a este héroe marxista siguiendo sus mismos criterios: ¿realmente transformó el mundo? La respuesta es sí, pero para peor. La Cuba comunista que él ayudó a forjar es un innegable y craso fracaso, mucho más empobrecida y mucho menos libre que antes de su «liberación». A pesar de las reformas sociales de las que a la izquierda le gusta alardear cuando habla sobre Cuba, su índice de alfabetización era mayor antes de que Castro llegara al poder, y el racismo contra la población negra era menos omnipresente. De hecho, los líderes cubanos actuales tienen más tendencia a ser blancos que en los días de Batista.
Más allá de Cuba, el mito del Che ha movido a miles de estudiantes y activistas de toda Latinoamérica a perder sus vidas en imprudentes guerras de guerrilla. La izquierda, inspirada por los cantos de sirena del Che, eligió la lucha armada en lugar de unas elecciones. Al hacerlo, abrió camino a la dictadura militar. Latinoamérica todavía no se ha curado de esas consecuencias imprevistas del guevarismo.

De hecho, cincuenta años después de la revolución cubana, Latinoamérica continúa dividida. Aquellas naciones que rechazaron la mitología del Che y eligieron el camino de la democracia y del libre mercado, como Brasil, Perú y Chile, se encuentran en una situación económica mejor que nunca: la igualdad, la libertad y el progreso económico han avanzado a la par. En cambio, aquellas naciones que siguen añorando la causa del Che, como Venezuela, Ecuador y Bolivia, en este preciso momento están al borde de la guerra civil. El verdadero Che, que pasó la mayor parte del tiempo como banquero central de Castro supervisando ejecuciones, merece que se le conozca mejor. A lo mejor, si la superproducción en dos partes de Soderbergh sobre el Che triunfa en taquilla, sus patrocinadores financieros querrán rodar una secuela más verídica. La verdad es que no falta material para Che, lo que no se ha contado. En la historia no contada, una de las grandes sorpresas para el público sería descubrir que el Che fue asesinado a petición de la Unión Soviética. Cuando fue capturado por el Ejército boliviano, Castro podría haber liberado al Che previo pago de un rescate; los soviéticos sugirieron lo contrario al considerar que el Che estaba fuera de control. Entonces el Che creía de verdad en la revolución: los apparatchiks no podían soportarlo más. Tras su asesinato, Castro creó un culto alrededor del Che. Desde ese día, ese culto tiene seguidores; llevar una camiseta del Che o ver la mística película de Soderbergh tiene más que ver con el culto que con la ideología.

Mientras esperamos esa secuela, podemos recostarnos y disfrutar un poco más de la historia de Hollywood, ahora que Jodie Foster supuestamente se está preparando para protagonizar una película sobre la vida de Leni Riefenstahl, la escritora oficial del Tercer Reich. Si ésta sigue los principios de Soderbergh, que nadie con un mínimo conocimiento de historia se presente al casting para hacer el papel de su bondadoso mecenas, Adolf Hitler.

20 comentarios:

conejo gris dijo...

suena interesante esta pelicula sobre Leni Riefenstahl, Soderbergh serña sin duda uno de los directores de cine mejor recordados de todos los tiempos, a mi me cuadra mucho la pelicula que hizo él sobre Kafka. Tiene tan buen estilo, no sé, y bueno sobre el Ché que puedo decir, un gran revolucionario sin duda, pero lamentablemente lo que él quería para Cuba Fidel nunca lo logró, a pesar de que derrotaron a Batista, formar una sociedad igualitaria y sin diferencias es una utopia.. Este mundo es egoista por naturaleza, no hay campo para la paz, ni para la igualdad.
El ché es ahora menos que un simbolo, una simple cara, ni siquiera una idea, como podriamos recordar a Marx, Mao, o inclusive a Trotsky, pero el Ché siempre tendrá mala fama por el infructuoso mandato de Castro.

toño dijo...

que montón de estupideces inexactas de fachos convencidos de que todavía el capitalismo tiene futuro. Parece una editorial de la nación de los años setenta.
Conejitos: si creen en las cosas que dice este pensador francés paladín del libre comercio y de la gusanera de miami, por favor, suicídense.
Otro mundo es posible!

P. Vargas dijo...

Interesante el post, un hecho que pude verificar en mi último viaje a la Isla, fue sorprendente ver la manera en que es idolatrizado por el gobierno de Castro, más no a si por el pueblo cubano, sin embargo por razones obvias, no me puedo referir al mismo...

Saludos!

P. dijo...

Sobre el post: Alguien que apunta a describir al marxismo como una excusa para el homicidio, mientras tiene el descaro de asociar a la democracia y el libre comercio con humanismo, ciertamente ha leído poco o nada de historia latinoamericana.

No me interesa defender al Che (cuya figura, ciertamente ha sido fetichizada) y no niego las muertes que han causando los regímenes de izquierda pero, ¿cómo me puedo quedar callado si alguien asocia al capitalismo con humanismo?

Pregunta para Amorexia: ¿Quién mató más personas? ¿El Che con su revolución de izquierda, o Augusto Pinochet en Chile, "defendiendo" la democracia y el libre comercio?
¿Y qué tal en Argentina en 1978, durante el mundial?
Los regímenes democráticas han matado no poca gente en latinoamérica.Los muertos se cuentan por miles.

Volviendo a Chile: ¿Sabe cómo llegó Salvador Allende al gobierno? por elecciones populares; fue democráticamente electo ¿Sabe como lo sacaron meses después? con bombardeos patrocinados por la CIA, que al igual usted, usualmente se llenan la boca hablando de democracia.

Finalmente, ¿Sabe por qué en Uruguay fue perseguido y exiliado Mario Benedetti?

Conochesanjosedenoche.com dijo...

si eso es lo que dice una película gringa sobre el Che, yo no me como el cuento..
El fue un símbolo de hombría y liderazgo, ante los cochinos gringos.
Nunca busco poder si lo hubiera querido se habría quedado en Cuba, como ministro...

Conochesanjosedenoche.com dijo...

Facil quien mato mas personas el Che o Bush??
y una cosa es Fidel o otra muy diferente es El Che...

gartuz dijo...

Si entiendo entonces Pepe Figueres que inició una revolución y mató a muchos. El fusilamiento de Juanito Mora, etc fueron obra de los comunistas.


Creo que estamos volviendo a los origenes del porque este país nunca avanza. Ya es hora de dejar de discutir que si el comunismo o que si la democracia.


Yo espero el dia en que en este país algun día pueda llegar al gobierno un partido comunista como un partido libertario pero respetando la estructura de democracia del país como los son la libre expresión, el voto, etc ya que eso nos permitiría obtener diferentes visiones de mundo en el gobierno no como la que nos ha gobernado por muchos años que son pura mediocridad, chorizo y doble moral que un año dicen que el Libre Comercio nos va a desarrollar y que tienen que desaparecer los arroceros porque es más barato y años después llegan a decirnos que los arroceros no pueden desaparecer por seguridad alimentaria. Los aportes de partidos de izquierda, derecha o centro son importantes porque no siempre uno va a tener la razón en todo.

Amorexia. dijo...

Las muertes de el capitalismo no validan las de el Ché, como bien dicen arriba, idolatrado por el régimen Cubano mas no por su pueblo, idolatrado por quiénes miran desde afuera.

Publicar este artículo no busca convencer a nadie, es un comentario sobre una película de un pensador x de ideología que se me hizo interezante compartir con la gente para sentar una discusión inteligente, y no el habitual pedorreo de ideas ese de que Pinochet y Bush fueron mas malos, y que el el Ché si era un macho bien macho. Un asesino es asesino piense en verde o en rojo, ese es mi parecer, y por lo visto, la gente no esta preparada para discutir con ideas y no con pasiones, una figura que el mismo capitalismo usa para venderle a los comunistas un icono, como el Ché Guevara.
Saludos.

el cae mal dijo...

El Ché es la marca de ropa que compran los troskos.

Nahuel Aguirre P. dijo...

Me gustaria ver la pelicula sobre Leni Reifenstahl....yo todavia no he podido ver ninguna pelicula que ella hizo...ni siquiera OLYMPIA que es la mas famosa, cuesta un poco conseguirla...

Sobre EL CHE...bueno...hablando de la pelicula, es solo una pelicula, Soderbergh lo que hace es recopilar la historia oficial...Recuerden que siempre hay 2 historias, la oficial y la verdadera.

Por otro lado y sin entrar en temas politicos, el CHE se convirtio en el ícono perfecto del comercio, sino pueden ver que cualquier chupa pollas chiquitos de papi y mami, van a sus bares pipis con tenis Vans o COnverse con la cara de CHE impresas....asi que al CHe no lo culpo de lo que hicieron con su imagen, independientemente de lo que el hizo...

PD. La pelicula del CHE me parecio genial, empezando por la foto

Sky dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sky dijo...

Veridico el hecho de que por lograr un "noble" fin, han habido varios (no me importa si es Che, españoles colonizadores, Mao, Hitler, etc)q se echan a cientos de seres humanos; lo cual los convierte es nada más ni menos q asesinos y punto.

He visto al menos un par de peliculas en donde "aparece" el personaje del che, y siempre es visto desde una manera diferente. Pero tengo q decir que cuando uno adolecente y sin cultura general ve la imagen de un hombre al q le duelen las injusticias del pueblo: se enamora. Pero luego de leer más sobre el y ver la imagen de un hombre cegado x un fin, cometiendo injusticia para sanar injusticias: Cae uno en la realidad.
Mi opinion es q la violencia solo multiplica la violencia q ya existe; valientes son los que buscan el progreso con metodos de paz.

Me gusta como ud escribe, saludos.

P. dijo...

Mi comentario anterior apuntaba a una aclaración muy necesaria, porque el artículo que lo motivó(independendientemente que esté enmarcado por el comentario de una película) lleva una afirmación apenas tácita que ciertamente es muy peligrosa, pues describe a los pensadores marxistas como asesinos.

Esa asociación claramente apasionada, aparece cuando se afirma en el artículo que "fieles al profeta fundador de su movimiento, Stalin, Mao, Castro y el Che no tenían respeto por la vida", enunciado que demuestra un claro desconocimiento de Marx como persona y del marxismo como ideología.

El interés nunca fue validar las muertes de un régimen a partir de las del otro, sino aclarar que no se puede permitir ser uno tan ingenuo como para asociar al marxismo con "come niños" y al capitalismo con "respeto por los derechos humanos".

Por cierto, mencionar como ejemplo las atrocidades que pasaron en Chile no fue de ninguna manera un "pedorreo" de ideas, sino más bien de hechos, y me parece ciertamente muy inadecuado demeritar su mención como un asunto meramente "pasional".

Admito que es difícil no apasionarse con hechos atroces como la muerte y desaparición de miles de personas en América Latina bajo la maquinaria derechista, con el irónico propósito de defender la libertad.

dolor de muelas dijo...

Es la misma historia de siempre en las revoluciones!

Mauricio dijo...

¡Qué intereZante!(con zeta)No pareciera venir de una persona que escribe semejante artículo. ¿O será que el artículo no viene de él? ¡Viva el humanismo! ¡Fuera el Fascismo!

Anónimo dijo...

Anda a Zobartela por el Ché trosko estúpido, que arriba dice quién escribió el artículo.

El Ché era un asesino asqueroso, y ahora es una marca de ropa, como nike y Quicksilver.

IntereZante= licencia literaria
IOntereZante trosko= ad hominem

Anónimo dijo...

el che lucho por la igualdad de derechos entre la sociedad, no solo cubana sino latinoamericana, por que todos estos paises comparten los mismos problemas de subdesarrollo, pobreza,discriminacion y miseria.
cambiar a la sociedad comunista no es una utopia,cada uno debe aportar,cada uno debe cambiar la sociedad, desde sus familias, que son la base de la sociedad.Digo esto desde una perspectiva que examino cada detalle de la filosofia del Che, y no como algunos ignorantes alienados y procapitalistas sin un apice de informacion y racistas.Viva el Che

Amorexia. dijo...

Y como la igualdad no se cultiba en los campos de caña de azúcar, mato indiscriminadamente, exilio y encarcelo a todo aquel que no fuera como su visión de igualdad lo mandaba...

Los apelativos como los que esgrimas al final son parte de esa ideología del Ché, esa es la "igualdad" que al leer tu comentario me quedá claro compartes, y la verdad me dá risa nerviosa.

De igual forma no criticamos de el Ché lo que pensaba, solamente condenamos y somos concientes y condenamos lo que hizo cion actos mas allá de las palabras.

Amorexia. dijo...

*cultiva

Amorexia. dijo...

Toño... que maduro y que humanista de tu parte mandar a suicidarse al que piensa distinto... como el ché!!!! (ah no! este los mataba en persona)